La cebolla: alimento que cura

Publicado en agosto 5, 2007. Archivado en: Salud, Dinero y Amor |

Esta planta, cuyo cultivo se remonta a las antiguas civilizaciones de la India, China y Egipto es indispensable en la cocina porque, además de estimular el apetito, tiene múltiples propiedades medicinales,  bactericida y diurética, por lo tanto, un medio importante como depurativo del organismo.

Por ser barato de producir, durante las épocas de carestía la extrema pobreza llevaba a la gente a mantenerse con "pan y cebolla". Esta frase es parte del poema dedicado, en prisión, por el poeta español Miguel Hernández a su hijo, tras recibir una carta de su mujer diciendo que solo comía pan y cebolla.

Se le considera única como verdura y aderezo pero poco conocida por sus cualidades medicinales. Todas las variedades contienen un glucósido parecido con la esencia de mostaza, un aceite volátil picante, una hormona similar a la insulina, así como grandes cantidades de vitamina C y sales minerales, azufre, fósforo, hierro, calcio, sodio, magnesio etc.

Propiedades medicinales

Antisépticas, diuréticas, expectorantes, desintoxicantes, antihelmínticas y antiespasmódica, por lo que se debería incluir en la alimentación diaria para prevenir toses y resfriados, especialmente en estos días invernales.

Estimula la circulación de la sangre y de las mucosas, contribuyen a disminuir la presión sanguínea, purifican la sangre, alivian las enfermedades al riñón, favorece la digestión, estimula el apetito y la memoria, refuerza los nervios, el corazón y las glándulas.

Afecciones respiratorias

Para la tos, catarro, resfrío, gripe y bronquitis se recomienda el jugo de 1 cebolla junto con el jugo de 1 limón y 2 cucharadas de miel . Beber el líquido caliente.

Infusión: cortar una cebolla en rodajas y hervirla en una taza de leche fuertemente dulcificada con miel. Beber la infusión caliente antes de acostarse.

Jarabe: hervir en un litro de agua un kilo de cebollas frescas junto con 300 g. de miel y 750 g. de azúcar. Cocer en fuego lento durante 3 horas. Enfriar y filtrar con un tamiz. Se consume a cucharadas.

Estreñimiento

Las cebollas crudas o cocidas o también su jugo, funcionan muy bien en caso de estreñimiento. Es un gran desinfectante, por lo tanto comerla sobre todo cruda, nos ayuda a protegernos contra las enfermedades infecciosas.

Decocción: cocer una cebolla cortada en rodajas en medio litro de agua- Filtrar, dulcificar con miel y beber una taza por la mañana y por la noche.

Circulación

La presencia de aliina, aunque en menor cantidad que en el ajo, la hace muy importante en otorgar a esta planta propiedades antitrombóbitas, es decir impide la formación de coágulos en la sangre, por lo que resulta muy adecuada para fluidificar la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las enfermedades circulatorias siguientes: arteriosclerosis, colesterol, hipertensión, angina de pecho y otras relacionadas con una mala circulación como las hemorroides.

Se recomienda macerar 300 gr. de cebolla en un litro de agua durante 12 horas. Tomar tres vasos al día.

Diurético

Favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de reumatismo, gota, hidropesía, edemas, y vejiga. Tres copitas al día de la maceración de 50 gr. de cebolla machacada en un litro de vino

Cancerígeno

Estudios recientes asocian el consumo de la cebolla con la inhibición del cáncer. Los compuestos azufrados parecen ser los responsables en la lucha contra la aparición de células cancerosas en el estómago. El flavonoide quercetina, por sus efectos antioxidantes, también parece jugar jugar el mismo papel en este sentido.

Alergias

Este mismo flavonoide resulta muy útil para disminuir las reacciones alérgicas producidas por el polen. Un remedio eficaz contra la fiebre del heno consiste en macerar una cebolla pelada y troceada en un vaso de agua durante un par de minutos. Luego se bebe el agua.

Osteoporosis

Estudios realizados sobre ratones, parecen demostrar, según investigaciones realizadas en Suiza, como la ingesta diaria de este alimento favorece el desarrollo del tejido óseo, disminuyendo en un 20 % la osteoporosis.

Uso externo

Picaduras de insectos: Sus propiedades bactericidas la convierten en un buen desinfectante contra las mordeduras o picaduras de animales, especialmente de insectos.  Mojar la zona afectada con el líquido de una cebolla fresca machacada.

Verrugas

Pueden eliminarse si diariamente aplicamos dos o tres veces un emplasto con el jugo de una cebolla machacada en vinagre.

Loción capilar

 Además de estimular el folículo piloso, el azufre, elimina la caspa y ayuda a conservar el cabello. La quercetina tiene su papel en este sentido. Realizar fricciones diarias del jugo de la cebolla tierna.

Si se desea  que el pelo te crezca rápidamente y  además luzca brillante y saludable, debe  trocearse una cebolla en varias porciones e introducirla en el bote de champú. Dejarlo reposar durante unos 15 días y después aplícar con cada lavado. Si el pelo mojado  huele a cebolla porque cuando se seca el olor desaparece.

Sabañones

 Para eliminar el picor, muy habitual en la presencia de sabañones, asi como por su riqueza en aliina, uno de los mejores antibióticos naturales. Restregar una cebolla cruda sobre los sabañones)

Alimento

Se recomienda comer siempre cruda, pues la cocción destruye sus componente esenciales. Se puede comer en caldo, mezclada con otras verduras. Sobre todo, debería comerse en ensaladas cruda. Es indispensable en nuestro sabroso cebiche.

Otros usos terapéuticos

  • Edemas, oligurias (escasa formación de orina); congestión de los órganos pelvianos en la mujer y prostatismo en el hombre.
  • Enfermedades infecciosas; convalecencia; astenia.
  • Trastornos cardiacos; hipertensión; arteriosclerosis.
  • Digestiones lentas y flatulencia con hipoclorhidria (disminución de jugos gástricos, pero no recomendable en caso de hiperclorhidria y ardores).
  • Fermentaciones intestinales; estreñimiento; parásitos intestinales.
  • Nerviosismo, insomnio, depresiones menores.
  • Diabetes; reumatismo; obesidad y celulitis.


Compra y conservación

Se deben elegir ejemplares que tengan el bulbo firme, sin brotes y que conserven intacta la piel y  crujiente.

Para conservarlas bien no es recomendable introducirlas en el frigorífico. Por el contrario, se deben guardar en un lugar seco y ventilado, donde no tengan la luz directa, y colocadas sin amontonar.

About these ads

Make a Comment

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: