Enebro: diurético, digestivo, contra el asma y afecciones bronquiales

Publicado en diciembre 3, 2007. Archivado en: Salud, Dinero y Amor |

Considerada como planta sagrada desde los tiempos bíblicos, sus principios activos le confieren cualidades estimulantes, tónicas, sudoríficas, digestivas y recomendada en el tratamiento del asma, afecciones bronquiales, reumatismo, inapetencia e incluso contra el mal aliento y enfermedades a la piel.

Se le atribuían cualidades mágicas y su nombre apareció en leyendas e historias de santos, durante mucho tiempo se empleo para aromatizar las casas de los enfermos en la creencia que prevenía epidemias, utilizándosele para las afecciones bronco pulmonares.

En el siglo XVI, en la ciudad holandesa de Leiden se utilizó la destilación  del alcohol con el enebro para fabricar la ginebra, años después industrializada en Rótterdam, con lo que su fama llegó a todo el mundo, aplicándose su uso en diversos licores.

Características

Es un árbol siempre verde que alcanza hasta los 5 metros de altura. Sus hojas, con forma de aguja y reunidas en espirales de tres son de color verde y presentan una única banda blanca en la cara exterior. Acabadas en ápice puntiagudo de cierta dureza.

Es dioico, por lo que las plantas se separan en miembros femeninos y masculinos. Las flores aparecen en primavera y las femeninas fructifican en otoño.

Los frutos son conos en forma de baya esférica de entre 4 a 12 mm. de diámetro, de color verde grisáceo que al madurar, al cabo de 18 meses, pasan al negro purpúreo con una pátina cerosa de color azulado. Normalmente tienen 3 (en ocasiones 6) escamas carnosas fusionadas y en cada escama una única semilla, éstas son dispersadas por los pájaros al ingerirlas. Los conos masculinos son amarillos, de 2-3 mm de largo y caen tan pronto liberan el polen entre marzo y abril.

Compuestos

Sus principios activos entre los que figuran un aceite volátil aromático, taninos, resinas, juniperina y ácidos orgánicos le confieren propiedades  cualidades estimulantes, tónicas, sudorìficas, diuréticas,  digestivas, aperitivas y antisépticas.

Los aceites volátiles del enebro, en particular el terpinen-4-ol, aumentan el volumen de orina. Según algunas fuentes, el enebro aumenta el volumen de orina sin causar pérdida de electrolitos como el potasio.

El enebro también contiene sustancias amargas que pueden ser las responsables de su uso tradicional para las molestias digestivas y otros trastornos relacionados. Se piensa que las hierbas amargas, como el enebro, estimulan la función digestiva al aumentar la producción de saliva, de ácidos estomacales y de enzimas digestivas.

Té de enebro

La cantidad para hacer el té es de 30 gramos de bayas por cada litro de agua. Se hierve el agua y se le agregan las bayas dejando reposar durante unos minutos, luego se endulza con azúcar o edulcorante. Se toman 4 pocillos diarios del té.

Es recomendable para las siguientes enfermedades:

Depura la sangre, es diurético, aperitivo, diaforético, indicado para las digestiones lentas, ventosidades, gastritis, mucosidades, problemas intestinales, escorbuto, reumatismo, gota, artritis, hidropesía, cálculos y arenillas en riñones y vejiga, problemas hepáticos, enfermedades pulmonares, blenuria, diarreas, gripes, resfríos, catarros, dolores de cabeza, asma, afecciones de la piel, blenorragia, sífilis, fiebres intermitentes, tos seca, mal aliento, acné.

Aumenta la actividad de los riñones por lo cual en casos de nefritis debe evitarse.

Quienes sufren de problemas estomacales verán que el té de bayas de enebro les ayudará muchísimo además que fortificará sus riñones y en general el estado anímico.

También puede hacerse un té de bayas de enebro mezclado con hojas de frutillas para ayudar aún mas a la depuración de la sangre.

Cura del enebro

Si se desea pueden comerse la bayas secas, masticándolas bien para extraer naturalmente sus propiedades, para ello mastique 5 bayas el primer día y vaya aumentando de a una por cada día hasta llegar a masticar 20 bayas en el día, por supuesto que repartidas durante todo el día.

Al llegar al día en que deba masticar 20 bayas durante ese día, vaya disminuyendo en forma proporcional de una nuevamente hasta llegar al día en que masticará 5 bayas por día. De esta forma completa la cura de bayas de enebro. Esta cura puede hacerse cada 3 meses.

Asma

Vino: verter en un mortero 50 g. de enebro y 10 g. de corteza de limón (solo la parte amarilla) y machacarlas. Colocarlas en un litro de vino blanco, dejando macerar durante una semana. Filtrar y consumir dos copitas por día ante una crisis asmática. También funciona como diurético.

Bronquios

Verter 130 g. de madera de enebro, cortada en pedazos pequeños, en litro y medio de agua y hervir hasta que el líquido quede reducido a dos tercios.  Agregar un litro de vino blanco y recién apagar el fuego. Filtrar y beber una taza por la mañana.

Infusión nro1-dejar 8 bayas de enebro hirviendo durante 15 minutos en medio litro de agua. Filtrar, dulcificar y beber dividido dos veces.

Infusión nro2- verter en una taza de agua hirviendo 10 g de bayas de nebro, 10 g de flores de tilo y 10 g. de borraja. Después de 15 minutos, filtrar, dulcificar con miel y beber enseguida. Para bronquitis crónica tomar tres tazas por día durante dos semanas.

Diurético

Se obtiene un elixir dejando 75 g de bayas de enebro macerando en un litro de vino blanco. Después de una semana filtrar y tomar tres copitas por día.

Mala digestión

Masticar durante mucho tiempo las bayas antes de ingerirlas. Aumentar cada día una hasta llegar a doce. Después invertir el proceso. Esta cura evita también las jaquecas y ardores gástricos.

Inapetencia

Elixir: Machacar 240 g de bayas de enebro y verter en 375 g de agua, agregando 300 g de alcohol a 60 grados, 6 semillas de anís dulce y 3 g de canela. Dejar en reposo diez días, sin revolver.  Filtrar y agregar medio kilo de azúcar. Tomar una cucharada o copita antes de cada comida.

Mal aliento

Infusión colocar  en un  recipiente 60 g de bayas de enebro, 20 g de hojas de albahaca y 20 g de pétalos de rosa roja y mezclar bien. Verter 5 g de esta mezcla  en una taza de agua hirviendo. Beber después de las comidas.

Reumatismo

Macerar 10 g de bayas trituradas en 10 g de alcohol a 60 grados. Después de diez días filtrar el alcohol, guardar en botella y utilizarlo en frotaciones de las partes doloridas.

Precauciones

Un consumo excesivo puede causar irritación renal por lo que se recomienda no superar las dosis recomendadas. No debe tomarse durante más de cuatro semanas sin consultar antes a un profesional.

Las personas con inflamación renal crónica o aguda, o insuficiencia renal no deben tomar enebro.
.
Un informe sugiere que los diabéticos deben usar el enebro con precaución, ya que puede elevar los niveles de glucosa.

No se recomienda el uso del enebro durante el embarazo y la lactancia.

La aplicación del aceite esencial directamente a la piel puede causar una erupci&oacu
te;n cutánea en personas sensibles,

About these ads

Make a Comment

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: