Scrooge: el tacaño egoísta que llevamos dentro

Posted on diciembre 15, 2008. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

El legendario avaro y perverso, Ebenezer Scrooge, protagonista de uno de los más conocidos cuentos navideños, refleja con toda crudeza el egoísmo que se alimenta durante once meses del año, y se trata de borrar con regalos, tarjetas  y fiestas en Nochebuena, para luego echar todo al olvido.

Una lección que debemos recordar y llevarnos a la reflexión en estas fiestas navideñas.

El libro "Cuento de Navidad" del genial Charles Dickens, constituye desde su aparición en 1843, una de las obras paradigmáticas en la fiesta más hermosa de la cristiandad, por sus connotaciones psicológicas, sociales y hasta políticas, en una sociedad donde cambian los nombres para maquillar la explotación y el espíritu mercantilista.

En la obra, el Fantasma de las Navidades Futuras le muestra a Scrooge cómo la gente se alegrará de su muerte y de las consecuencias futuras de sus acciones.

Al despertar  y descubrir que es todavía la mañana de Navidad, por lo que aún está a tiempo de cambiar su destino,  se convierte en un modelo de generosidad y amabilidad.

Lamentablemente, en la vida real, en el supuesto caso de que el avaro se torne amable en Navidad, lo más seguro es que, a los pocos días “olvide” esa virtud y volverá con su codicia y egoísmo el resto del año.

Una novela que fue llevada varias veces al cine, incluso en  los dibujos animados donde el avaro Scrooge, es representado por el Tío Rico McPato o el eterno cegatón, Mr. Magoo

Un ciudadano muy común

 

A causa de su soledad y adicción al trabajo, obsesionado por reunir una fortuna sin importarle cómo lograrlo , Scrooge se convierte en  una persona avara y tacaña al que no le importan los demás, ni siquiera su fiel empleado Bob Cratchit, por lo que nunca celebra la Navidad.

Es decir, solo se importa a si mismo. Una personalidad tan común en la "civilización" y que, muchas veces  se esconde bajo el maquillaje de un farisaico espíritu navideño.

En medio de su soledad, Scrooge recibe la visita del  espíritu su mejor amigo y socio Jacob Marley, quien al iniciar el relato muere y posteriormente, le anuncia una tenebrosa profecía acerca del futuro del avaro y la llegada de los tres espíritus de la navidad.

El tacañete dice no creer en pamplinas y desafía la predicción. Cualquier cosa antes de desprenderse de una moneda.

La soledad del tacaño

 

El primer espíritu navideño que se le presenta es del Pasado, quien le recuerda su vida infantil y juventud, llena de ilusiones antes de que cayese en la adicción al trabajo, su egoísmo y avaricia, obsesionado por enriquecerse.

Scrooge siente melancolía y añoranza pero no cede. El segundo espíritu es del Presente, quien lo lleva hasta el humilde hogar de su empleado, Bob Cratchit, al que le niega siempre  una justa remuneración. El hombre, a pesar de su pobreza y su hijo enfermo, celebra la Navidad donde el avaro, por supuesto, jamás será invitado.

Después Scrooge observa consternado como todos , hasta su sobrino Fred, celebran la Navidad, con alegría pero dejando de lado la presencia del tacaño. Por último contempla a un par de niños de origen trágicamente humanos : la Ignorancia y la Necesidad. El espíritu desaparece al dar la media noche.

El destino sombrío

 

El tercer espíritu es del Futuro , quien le muestra el desgarrador destino de muchos avaros, con su casa saqueada por los pobres que explotó y despreció,  el recuerdo sobrio de sus amigos de la bolsa de valores, la muerte de Tim Cratchit y lo más espantoso: su propia tumba, ante la cual se horroriza e implora que está dispuesto a cambiar,  si se le invierte el destino.

Scrooge se encuentra aparentemente al borde de lo inevitable. Un cambio espiritual que, sin embargo, todos podemos hacer antes de que sea demasiado tarde.

Esa es una de las lecciones que no debemos dejar pasar por alto. Pero no como medida transitoria y superficial sino madurando nuestro carácter en ese sentido.

Al despertar de su pesadilla, Scrooge se despoja de su egoísmo recalcitrante y pide a un muchacho que  le compre el pavo y lo envíe a  Cratchit en forma anónima. Saluda a la gente y entra en casa de su sobrino Fred para festejar causando asombro entre los invitados.

Con respecto a Cratchit, finge reprenderlo por su llegada tarde al trabajo y le da un aumento de sueldo y va con él para ayudar a la familia y en especial a Tim en su tratamiento de la enfermedad, lo que al final causa felicidad en ellos.

Un retrato de la realidad

 

Para escribir este Cuento de Navidad, Dickens se basó en la terrible explotación que existía en Inglaterra durante la revolución industrial en el siglo XIX. A los trabajadores, niños y jóvenes, se les sometía a las condiciones más crueles de la sociedad proletaria, con el pretexto de que les les ofrecía empleo, aunque fuese indigno.

En esa interpretación perversa, los explotados debían “agradecer” a sus explotadores porque, al fin  y al cabo, tenían sueldos para alimentarse. Dickens demandaba una mayor atención para los niños que debían someterse al trato cruel de sus patrones para no caer en la prostitución y la mendicidad.

En el libro no especifica el  negocio de Scrooge, , aunque se asume se trata de un banquero o algún tipo de prestamista, aunque en algunas versiones modernas aparece como abogado.

Scrooge sentíauna total repugnancia hacia los pobres sobre los cuales piensa que sería mejor que estuvieran muertos para “rebajar la población” que sobra y alaba los asilos para pobres de la época victoriana.

Siente un particular disgusto por las fiestas navideñas, su único acto de amabilidad hacia su empleado en estas fechas era el darle el día libre por Navidad, aunque parece que lo hace por obligación social más que por auténtica amabilidad. Para él no es más que un día de dinero perdido.

Cualquier parecido o semejanza con tantos Scrooge sueltos en plaza NO es una coincidencia. Solo que se necesitaría de un verdadero milagro navideño para que cambien los egoístas del siglo XXI.

About these ads

Make a Comment

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: