Posted on diciembre 21, 2008. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

Aristócratas saduceos sumisos ante Roma, fariseos conservadores, zelotes subversivos y esenios pacifistas.

Hace dos mil años, el escenario político en Palestina era de corrientes sociales encontradas ante el imperio romano que, sesenta años antes, la había convertido en estado vasallo, despertando el malestar y la rebeldía de los judíos pobres y marginados, mientras las clases pudientes trataban de convivir con los invasores para defender sus intereses.

Para entender mejor las vicisitudes que rodean el nacimiento, vida y muerte de Jesús, así como la esperanza del pueblo judío por la llegada del Mesías Redentor, es necesario reconstruir el mosaico político y social de aquella época, de acuerdo a los documentos imperiales y crónicas, como la del historiador hebreo, Flavio Josefo, entre otros.

Los hebreos

 

Según el Antiguo Testamento, los representantes más antiguos de los hebreos eran patriarcas de origen semita, entre ellos Abraham, que llegaron a Palestina desde el Este,como tribus nómades entre el siglo XX y el XIV a.C, de acuerdo a datos arqueológicos.

Los hebreos  compitieron por la tierra con los cananeos, filisteos y otras tribus más avanzadas que radicaban en la región. De acuerdo al Antiguo Testamento, permanecieron en Palestina hasta que llegó la  sequía y el nieto de Abraham, Jacob (también llamado Israel), se trasladó a Egipto, donde la región del río Nilo les aseguraría granos, caza y pesca.

Este suceso  se conoce como la primera diáspora del pueblo judío. Según la Biblia , los descendientes de Jacob, o israelitas, se convirtieron en esclavos en Egipto. En esas circunstancias, el profeta Moisés recibió la señal divina de regresar a Canaán, la Tierra Prometida.

Durante los 40 años que viajaron por el desierto del Sinaí, Moisés transmitió a los israelitas la idea de un Dios único, los arengó en contra de la idolatría y les entregó diez mandamientos de la ley divina. Cerca del siglo XIII a. C conquistaron a los cananeos.

Ante  la necesidad de defensa, se unieron en una sola comunidad que adoraba a un único dios, Jehová, que les ordenó  ocupar la "tierra prometida" y prometió algún día enviar a  un Mesías destinado a liberar a su pueblo de todo sufrimiento.

Al ocupar el territorio de los cananeos, éste se repartió entre las doce  tribus hebreas. Más tarde, se fundó el reino Israel, cuyo primer soberano fue Saúl (1012-1004 a.C.). Su sucesor es David (1004-965 a.C.), quien  estableció la capital en Jerusalén y después reinó Salomón (965-955), con quien Israel alcanzó su máximo esplendor. Entre otras obras, Salomón erigió el Templo de Jerusalén (962-955 a.C.).

Dominio extranjero

 

A la muerte de Salomón, el reino se dividió en dos, Israel al norte y al sur Judá. Las luchas internas y contra los reinos de transjordania debilitaron a los judíos. En el año 721 a.C., los asirios destruyeron el reino que había durado dos siglos, y lo fusionaron con otras regiones de su imperio para construir la provincia de Samaria.

En el año 597 a.C. los babilonios dominaron a los asirios, devastaron el reino de Judá con Nabucodonosor II al frente, destruyeron Jerusalén en el año 587 a.C. y deportaron a miles de judíos a Babilonia, causando la desapareción de  diez de las doce tribus semitas.

En 538 a.C. los persas conquistaron Palestina, y el rey Ciro permitió a los judíos volver a su tierra y reconstruir el templo de Jerusalén; a partir de 332 a.C. invadieron el territorio los macedonios y griegos; después los egipcios y los sirios y finalmente los romanos (63 a.C.), quienes crearon las provincias de Siria, Palestina y Decápolis.

En esa vorágine de invasiones y sometimientos, las clases pudientes se arreglaban para sobrevivir y cuidar sus intereses, mientras el pueblo soportaba los abusos, leoninos impuestos y la muerte si se rebelaban a los amos de turno.

El yugo romano

 

Para instaurar la paz en las regiones sometidas ,  el imperio permite que el cruel Herodes el Grande,un idumeo que había usurpado el trono a los asmoneos mediante la intriga y el crimen  reine con el título de “aliado y amigo del pueblo romano”.

Herodes a su vez tenía miedo de ser depuesto por un verdadero judío por lo que enviaba costosos regalos a sus opresores romanos y trataba de convivir con los saduceos y fariseos, ejecutando una serie de obras públicas como la reconstrucción del gran Templo de Salomón.

La guarnición romana imponía el poder político pero , paralelamente, subsistía el Sanedrín, una especie de Corte Suprema de Justicia presidido por un Sumo Sacerdote, quien aparecía como si fuese un Jefe de Estado y cabeza de la religión.

Saduceos:  extrema derecha

 

El Sanedrín carecía del prestigio y la autoridad de la antigua monarquía, por lo que se convirtió en el campo de batalla de los dos grandes partidos religiosos de la época: saduceos y fariseos.

Los saduceos  eran sacerdotes que provenían tradicionalmente de las grandes familias hebreas que encarnaban una corriente conservadora, lo que ahora se denominaría ultra derecha,  dispuesta a siempre a transar con el imperio romano, con el pretexto de resguardar la paz social de los rebeldes extremistas que podrían trastrocar el orden establecido.

Aristócratas, ricos y cultos, seguían al pie de la letra las escrituras y la Torah, convirtiéndose en el elemento más reaccionario de la estructura social. Su desconfianza de todo tipo de mesianismo era por el temor de un movimiento revolucionario que derribase los privilegios que le concedían los invasores romanos.

Eligieron su nombre  para indicar que eran seguidores de las enseñanzas del Sumo Sacerdote Zadoki, que ungió a Salomón rey durante la era del Primer Templo.

Al ser de la clase alta, todos los conquistadores buscaron su apoyo para someter al pueblo, es decir eran los “colaboracionistas” que se sometían al poder extranjero y adoptaban sus modas y cultura, lo que  les permitía tener los cargos públicos más importantes; el sumo sacerdote era miembro de este grupo, así como la aristocracia y los principales propietarios de tierras.

En la época en que vivió Jesús (s. I d.C) se encontraban muy reducidos en su poderío, ya que los romanos les habían quitado su poder político, y parte de su poder religioso, al reservase la elección del  sumo sacerdote.

Además, habían perdido su influenc
ia religiosa ante el pueblo en manos de los fariseos, sus eternos rivales.

Lo que dice Flavio Josefo

 

“Los saduceos, el segundo de los partidos, también rechazan el destino y apartan de Dios no sólo la comisión, sino la misma visión del mal. Mantienen que el hombre cuenta con una voluntad libre para elegir entre el bien y el mal, y que depende de la voluntad del hombre si sigue uno u otro. En cuanto a la persistencia del alma después de la muerte, las penas en el infierno, y las recompensas, no creen en ninguna de estas cosas… Los saduceos,…, son, incluso entre si mismos, bastante ásperos en su comportamiento y, en su conducta con sus iguales son tan distantes como en la que observan con los extraños." (Guerra de los judíos 2, 8, 14).

 

Filosofía del rico

 

Los saduceos rechazaban la inmortalidad del alma, en una filosofía que se proclamaba liberal frente a los otros grupos religiosos, y sostenían que Dios premiaba a los hombres buenos que destacaban  en la vida.

Mediante ese ardid, los saduceos  al ser ricos y amantes de la paz  eran el pueblo bueno. Rechazaban la interpretación de la Torah de los rabinos y negaban autoridad a la Biblia Hebrea.

Se dice que los saduceos insistieron en la ejecución literal de la ley de la venganza: "Ojo por ojo, diente por diente", que el judaísmo farisaico, y posteriormente el judaísmo rabínico, rechazaron.

Desconfiaban de toda forma de mesianismo, temerosos de brotes revolucionarios, por lo que la aparición de Jesús predicando al lado de los pobres y desposeídos les provocaría alarma y odio.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: