La adolescente María elegida madre de Jesús

Posted on diciembre 24, 2008. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

A los 14 años de edad se casó con José y, poco después, el arcángel Gabriel le anunció su inmaculada concepción

La biografía  de la Virgen María es relatada escuetamente por Mateo, Lucas, Marcos y Juan, por los historiadores debieron remontarse a las tradiciones cristianas y, especialmente, de los evangelios apócrifos o proto evangelios, que mencionan mayores detalles de su vida.

Su elección como madre del Hijo de Dios, habían sido vaticinada en los antiguos profetas hebreos pero, además, existieron una serie de circunstancias que rodearon a sus padres, Joaquín y Ana, cuya presencia pasa desapercibida en el Nuevo Testamento.

En esta crónica intentamos reconstruir los pasajes de la historia de la Virgen María y sus padres, Joaquín y Ana, quienes la concibieron después de orar por ese milagro a Jehová.

Estos relatos adquieren especial imnportancia porque revelan las secuencias que permitieron que la niña María se educase con el amor y consagración a Dios, desde que tuvo uso de razón.

No fue una casualidad su designación como la madre de Jesús conservando su virginidad inmaculada, ni el azar la convirtió en creyente de Dios. Desde antes de su nacimiento, estaba predestinada para cumplir su sagrada misión de traer al mundo al HIjo de Dios.

Los protoevangelios

 

Los mayores indicios sobre Joaquín y Ana provienen del protoevangelio de Santiago, uno de los más destacados evangelistas apócrifos que trata sobre ese aspecto desconocido en la historia de Jesús.

Se debe tener en cuenta que el evangelio apócrifo o extra canónico no es falso sino que es la denominación a escritos surgidos en los primeros siglos del cristianismo en torno a la figura de Jesús de Nazaret y que no fueron aceptados por la ortodoxia católica.

 Se les dio el nombre de evangelio por su aspecto similar a los cuatro evangelios admitidos en el canon del Nuevo Testamento pero muchos no son utilizados para anunciar una Buena Noticia (esto es lo que significa etimológicamente Evangelio).

Se denomina protoevangelio porque narra hechos anteriores al nacimiento de Jesús como en el caso de Santiago, escrito probablemente en el año 150  d.C.

El texto ha llegado hasta nuestros días en más de 140 manuscritos diferentes en griego. El manuscrito más antiguo es un papiro de finales del siglo III o comienzos del siglo IV.

Los abuelos de Jesús

 

Los  padres de la Virgen María, pertenecían a la tribu de Judá. Ana era oriunda de Belén, hija de Matán y de Emerenciana. Se casa a los 24 años con un propietario rural (dedicado a los rebaños y lanas) de origen galileo llamado Joaquín, cuyo nombre significa “ el hombre a quien Dios levanta”.

 La pareja vivió en Nazaret y, después de veinte años de matrimonio no habían tenido hijos, lo que les afligía porque los judíos consideraban la esterilidad como una maldición.

Consciente de que Ana, por su edad, no podría tener hijos, Joaquín suplica a Dios el milagro de tener descendencia, como Abraham y Sara,  a una edad avanzada, y durante 40 días ayuna y ora en el desierto.

Habiéndose quedado en casa, Ana se vistió de luto y lloraba lamentándose por no tener un hijo. Al ver a su ama tan desconsolada, una joven sierva le recordó a Ana que pusiera su confianza en Dios.

Ana se lavó el rostro, se puso su vestido de novia y salió al jardín a suplicar a Dios para que le diera un hijo.

El nacimiento de María

 

El protoevangelio de Santiago relata que unos ángeles se aparecieron a Santa Ana en el jardín y a San Joaquín en el desierto, prometiéndoles que, a pesar de su avanzada edad, darían a luz a una criatura que sería conocida por todo el mundo.

Emocionados por el anuncio corrieron al encuentro ante la Puerta Dorada de Jerusalén y, con un beso, se regocijaron por la nueva vida que Dios les prometía.

El nacimiento de la Virgen María había sido anunciado por los ángeles y sus padres comprendieron que su hija estaba predestinada para servir a Dios aunque nunca se imaginaron que sería la madre del esperado Mesías.

Es por esta razón  que se considera a San Joaquín y Santa Ana poderosos intercesores por todos los matrimonios, por las madres embarazadas y matrimonios con dificultades para concebir, así como por las personas de avanzada edad.

Su infancia

 

A los tres años de edad, María es consagrada al templo de Jerusalén, para ser criada con las otras vírgenes y santas viudas que moraban en las habitaciones vecinas a la iglesia.

En el templo, la Niña María aprendió a hilar lana y lino, a labrar las vestiduras sacerdotales y demás objetos para el culto santo; leía con suma atención las divinas escrituras y con encendido amor, aunque sin ninguna ceremonia exterior hizo voto perpetuo de guardar su pureza virginal.

Se cree que ese tiempo, Joaquín y Ana decidieron venir a vivir a Jerusalén, para poder visitar a la niña frecuentemente.

Joaquín muere a los 80 años y Ana a los 79.

En ese entonces debía tener ya más de doce años, pues en esta edad era cuando se permitía a las jóvenes judías hacer votos valederos.

Entregada a su servicio, María destacó  entre todas las doncellas por ser el mayor ejemplo de santidad y modestia

La Iglesia celebra el 21 de Noviembre la Presentación de la Santísima Virgen en el Templo.

Matrimonio con José

 

Dos años después de la muerte de sus padres , a los catorce años de edad , los sumos sacerdotes decidieron que era tiempo de que María tomase esposo, a lo que ella se rehusó  terminantemente por su amor a la pureza y promesa virginal.

Por providencial manifestación de Dios aceptó, previo voto mutuo de castidad, a San José por compañero, con el cual se desposó y se fue a vivir a Nazaret, pequeña aldea donde se ejercitó en la oración y la contemplación.

Alos teólogos coinciden en que San José Dios le encomendó la inmensa responsabilidad y privilegio de ser esposo de la Virgen María y custodio de la Sagrada Familia. Por esa razón se señala que nuestro Señor fue llamado "hijo de José" (Juan 1:45; 6:42; Lucas 4:22) el carpintero (Mateo 12:55).

San José es llamado el "Santo del silencio" . No se conoce palabras ex
presadas por él, tan solo conocemos sus obras, sus actos de fe, amor y de protección como padre responsable del bienestar de su esposa y de su excepcional hijo.

Las principales fuentes de información sobre su vida  son los primeros capítulos del evangelio de Mateo y de Lucas. Son al mismo tiempo las únicas fuentes seguras por ser parte de la Revelación. 

San Mateo (1:16) llama a San José el hijo de Jacob; según San Lucas (3:23), su padre era Heli.  Según San Mateo 13:55 y Marcos 6:3, era un "tekton". La palabra significa en particular que era carpintero.

Si el matrimonio de José y María  ocurrió antes o después de la Encarnación aun es discutido por los exegetas. La mayoría de los comentadores, siguiendo a Santo Tomás, opinan que en la Anunciación, la Virgen María estaba solo prometida a José.  Santo Tomás observa que esta interpretación encaja mejor con los datos bíblicos.

Los hombres por lo general se casaban muy jóvenes y San José tendría quizás de 18 a 20 años de edad cuando se desposó con María. Era un joven justo, casto, honesto, humilde carpintero…ejemplo para todos nosotros.

Amor virginal

 

Algunos libros apócrifos señalan que  José era un viudo de noventa años de edad cuando se casó con la Virgen María quien tendría entre 12 a 14 años. Estas historias no tienen validez y la razón de pretender un esposo tan mayor quizás responde a la dificultad de una relación virginal entre dos jóvenes esposos.

La relación matrimonial de San José y la Virgen María enseña, según los teólogos,  que el fundamento de la unión conyugal está en la comunión de corazones en el amor divino.

La fe de San José ¡ fue probada con el misterioso embarazo de María. Al conocer  el misterio de la Encarnación y no queriendo exponerla al repudio y su posible condena a lapidación (muerte a pedradas)  pensaba retirarse.

"Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto.

 Así lo tenía planeado, cuando el Angel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo.

Despertado José del sueño, hizo como el Angel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer." (Mat. 1:19-20, 24).

La Anunciación

 

Evangelio según San Lucas (Lc 1,26-38)

Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»

Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.»

María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?»

El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios.»

Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel, dejándola, se fue.

La fe de la Virgen María

 

Catequesis de Juan Pablo II (3-VII-96)

En la narración evangélica de la Visitación, Isabel, «llena de Espíritu Santo», acogiendo a María en su casa, exclama: «¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!» (Lc 1,45). Esta bienaventuranza, la primera que refiere el evangelio de san Lucas, presenta a María como la mujer que con su fe precede a la Iglesia en la realización del espíritu de las bienaventuranzas.

El elogio que Isabel hace de la fe de María se refuerza comparándolo con el anuncio del ángel a Zacarías. Una lectura superficial de las dos anunciaciones podría considerar semejantes las respuestas de Zacarías y de María al mensajero divino: «¿En qué lo conoceré? Porque yo soy viejo y mi mujer avanzada en edad», dice Zacarías; y María: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» (Lc 1,18.34).

Pero la profunda diferencia entre las disposiciones íntimas de los protagonistas de los dos relatos se manifiesta en las palabras del ángel, que reprocha a Zacarías su incredulidad, mientras que da inmediatamente una respuesta a la pregunta de María.

A diferencia del esposo de Isabel, María se adhiere plenamente al proyecto divino, sin subordinar su consentimiento a la concesión de un signo visible.

Al ángel que le propone ser madre, María le hace presente su propósito de virginidad. Ella, creyendo en la posibilidad del cumplimiento del anuncio, interpela al mensajero divino sólo sobre la modalidad de su realización, para corresponder mejor a la voluntad de Dios, a la que quiere adherirse y entregarse con total disponibilidad.

María es invitada a creer en una maternidad virginal, de la que el Antiguo Testamento no recuerda ningún precedente. En realidad, el conocido oráculo de Isaías: «He aquí que una doncella está encinta y va a dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel» (Is 7,14), aunque no excluye esta perspectiva, ha sido interpretado explícitamente en este sentido sólo después de la venida de Cristo, y a la luz de la revelación evangélica.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: