Piel bronceada: una moda que puede matar

Posted on enero 1, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

Lucir un cuerpo bronceado en el menor tiempo o una exposición al sol sin  control, dista de ser saludable ni  benéfico  por cuanto los rayos ultravioleta pueden provocar graves daños en el sistema inmunológico, acelerar el envejecimiento de la dermis o desencadenar el temido cáncer a la piel.

Debemos tener en cuenta que estar en el sol frecuentemente, con el tiempo, así usted no se queme, puede producir cáncer de la piel. Y que un bronceado es el esfuerzo desesperado de la piel para protegerse a sí misma de los rayos dañinos del sol, lo que para muchos simplemente es estar a la moda en las playas.

Pese a las constantes recomendaciones para proteger la piel, al uso de sustancias bloqueadoras y de la moderación del tiempo de exposición al sol, la gran mayoría, sobre todo los jóvenes hacen caso omiso exponiéndose que a la larga sufran una serie de males, incluso la neoplasia.

Y lo que es peor, ahora existen centros de bronceado, que ofrecen el color de piel deseado, sin advertir que la tecnología no puede evitar las lesiones y el envejecimiento de la piel, que no en pocos casos ocasionan cáncer.

Rayos ultravioleta

Los rayos solares, que se conocen como ultravioleta A y ultravioleta B (rayos UVA y UBV) son los causantes de los daños a la  piel provocando arrugas tempranas, cáncer de la piel y otros problemas cutáneos.

La piel se renueva todo el año pero la exposición excesiva a los rayos ultravioletas atenta contra su capacidad natural de protección.

"Los UVB y los UVA, que representan el 2 y el 98% de los rayos ultravioletas, respectivamente, provocan mutaciones en el ADN de las células cutáneas, que pueden derivar en procesos malignos, y una deficiencia en las funciones inmunitarias de la piel", comenta el doctor Adrián Pierini.

"El organismo se defiende del fotodaño mediante mecanismos naturales que se movilizan frente a cada exposición solar, pero la capacidad de reparación es limitada e imperfecta y las lesiones se acumulan progresivamente. La adaptación de cada piel a la agresión solar depende de varios factores, como espesor de la capa superficial y cantidad y tipo de melanina", agrega Pierini.

La melanina es el pigmento que da color bronceado y tiene un poder limitado de absorber los rayos solares. Aunque todas las personas poseen similar cantidad de células productoras de melanina, su capacidad de producción es muy variable, dando lugar a pieles de muy distinto color, que reaccionan de modo diferente al sol.

Factores de riesgo

Tener piel blanca, pelo rojo o rubio
Tener los ojos de color claro
Quemarse con el sol fácilmente
Tener muchos lunares, pecas o marcas de nacimiento
Trabajar o jugar afuera
Haber estado en el sol por mucho tiempo cuando era niño.
Haber tenido una quemada de sol grave
Tener miembros en la familia con cáncer de la piel
Broncearse en el sol o con una lámpara

La mayoría de los cánceres de la piel ocurren en partes del cuerpo que están continuamente expuestas al sol. Estas áreas incluyen la cabeza, el cuello, la cara, los bordes de las orejas, las manos, los antebrazos, los hombros, la espalda, el pecho en los hombres, y la parte de atrás y de abajo en las piernas de las mujeres.

Medidas preventivas

1 Evite el sol durante el medio día, entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Durante esas horas el sol puede hacerle más daño a su piel. Las quemaduras y los bronceados son señas de que su piel ha sido lastimada. Entre más daño le haga el sol a su piel mayor es la probabilidad de tener arrugas prematuras, cáncer de piel y otros problemas de la piel.

2. Use  crema protectora solar o un bloqueador solar con un factor de protección solar (SPF por sus iniciales en inglés) de por lo menos 15 aun en días nublados. Use bastante y frótela sobre si muy bien. Usted debe colocarse la crema protectora solar 30 minutos antes de salir al sol. Póngase la crema protectora en todo lugar donde los rayos del sol lo puedan tocar; aun en las orejas y en la parte posterior de su cuello. Los hombres también se la deben poner en cualquier área de calvicie en la parte superior de la cabeza. Póngase más crema protectora solar más o menos cada hora si está sudando o si está nadando.

3. Use un sombrero de ala ancha, ropa para protegerse y lentes de sol.
Si tiene que estar afuera en el sol cúbrase la piel. Las gorros de béisbol no protegen la parte de atrás de su cuello ni la parte superior de sus orejas. Escoja unos lentes que bloqueen los rayos ultravioleta-A (UVA) y los rayos ultravioleta-B (UVB). La exposición al sol aumenta su riesgo de que le salgan cataratas.

4. Use ropa protectora; tal como blusas de manga larga y pantalones largos hechos de tela con un tejido apretado. Si las prendas de vestir le quedan sueltas usted se sentirá con más frescura.

5. No use cabinas o lámparas para broncearse.

6. Revise su piel por si mismo cada mes para ver si tiene señas de cáncer, tales como lunares irregulares. Párese frente a un espejo que le permita verse todo el cuerpo y use un espejo de mano para revisar cada pulgada de su piel; inclusive las plantas de sus pies y la parte superior de su cabeza. Haga que alguien le ayude a revisarse la parte superior de la cabeza. Intente usar un secador de cabello en la graduación baja para hacer que el cabello se mueva de modo que usted pueda ver.

Fíjese si ha habido cambios en un lunar o si le ha aparecido un lunar nuevo. después de cumplir los 30 años de edad.

Regla para lunares

La regla "ABCDE" le puede ayudar a detectar señas de cáncer de la piel. Cuando se mire los lunares en la piel fíjese en los siguientes casos:

A por asimetría: un lunar que al dividirse en dos no se ve igual en ambos lados.

B por borde: un lunar que tiene bordes poco definidos o indentados

C por color: los cambios en el color de un lunar incluyen el oscurecimiento, la extensión del color, pérdida del color o aparición de colores múltiples como azul, rojo, blanco, rosado, violeta o gris.

D por diámetro: un lunar de más de 0,63 cm (1/4 de pulgada) de diámetro; más o menos del tamaño del borrador de un lápiz

E por elevación: un lunar que está levantado por encima de la piel y que tiene una superficie áspera

También debe fijarse en los siguientes cambios de la piel:

Un lunar que sangra
Un lunar que crece rápidamente
Un crecimiento escamoso o con costra en la piel
Una llaga que no se cura
Un lunar que le pica
Un lugar en su piel que se siente áspero como papel de lija
Si usted nota un lunar que ha cambiado, o si tiene un lunar nuevo que no se parece a los demás lunares que usted tiene, vaya a ver a su médico

¿Sabías que…?

Muchas investigaciones han demostrado que existe una fuerte asociación entre las radiaciones ultravioletas de los aparatos para bronceado y diversos tipos de cáncer en la piel. En la escuela de medicina de Dartmouth, en Estados Unidos se encontró que los usuarios tenían un riesgo 2.5 veces mayor de desarr
ollar carcinoma de células escamosas y 1.5 más de desarrollar carcinoma de células basales, ambos de los cánceres más agresivos de piel.

Un lunar normal debe ser todo de color café claro, café, café oscuro o del color de la piel. Sus bordes son bien definidos. Frecuentemente es más pequeño que 1/4 de pulgada (0,63 cm.) en diámetro y tiene una forma redonda u ovalada. Debe ser plano o en forma de cúpula.

Lo más importante es observar cualquier cambio en un lunar que usted tiene o la aparición de un lunar nuevo. La mayoría de los lunares normales han aparecido ya a la edad de 30 años. Si  aparece después debe observarse cuidadosamente y notificárselo a su médico de familia.

El cáncer de piel es curable si se detecta y trata a tiempo, por lo que es muy importante que todas las personas revisen su piel por lo menos una vez al año y en caso de localizar lesiones que no cicatrizan, manchas cafés o lunares que crecen, acudan con un dermatólogo de inmediato para descartar que se trate de una lesión cancerígena.

La incidencia de melanomas -la forma más peligrosa de cáncer de piel- se incrementó en nada menos que un 690 por ciento desde 1950 hasta 2001 en Estados Unidos, mientras que la mortalidad a causa del cáncer de piel subió en un 165 por ciento en este periodo, según la Academia Estadounidense de Dermatólogos.

 
 
 

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: