Afrodisíacos para todos los gustos: desde el apio hasta el gingseng

Posted on enero 3, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

Desde el alba de las civilizaciones, una de las mayores obsesiones  del hombre fue encontrar alimentos o hierbas milagrosas para aumentar el deseo erótico de sus parejas, elevar la potencia sexual y ser los amantes perfectos salvando los estragos del tiempo con relampagueantes momentos de placer.

Desde las infusiones con hierbas, fármacos como la yombina y el reciente descubrimiento del Viagra, el ser humano ha dedicado gran parte de su tiempo en la búsqueda del afrodisíaco ideal dejando de lado muchas veces el alimento ideal por una panacea imaginaria.

Su nombre procede de Afrodita, la diosa griega del amor, la lujuria, belleza y sensualidad, quien  surgió de la espuma del mar cuando el dios Cronos mató y castró a su padre, arrojando sus genitales al océano.

Algunos afrodisíacos estimulan los sentidos (vista, tacto, olfato y oído) y otros se toman en forma de comida, bebidas, bebidas alcohólicas, "filtros amorosos", drogas, o preparados medicinales.

En el Kama Sutra, texto amoroso hindú, se indican muchas maneras para que el hombre incremente su vigor sexual con alimentos tales como la leche y la miel, que siempre han sido reconocidos como fuente de energía.

En la medicina tradicional china se usaban remedios a base de hierbas, como la raíz de ginseng para potenciar la longevidad y el vigor sexual. Los árabes destacaban el valor de los perfumes, las fragancias y cosméticos para multiplicar el placer sexual.

Para los sajones plantas con apariencia fálica como zanahorias y espárragos ganaron reputación.

Hoy en día se pueden considerar afrodisíacas sustancias tales como el alcohol por su propiedad desinhibidora.

La ciencia moderna sólo reconoce un pequeño número de sustancias afrodisíacas, una de ellas es la cantárida ("mosca española"), formada por restos secos y triturados de abadejo, pero debe tenerse cuidado, ya que es extremadamente peligroso utilizarla como excitante para los humanos por su elevada toxicidad.

Afrodisíacos Naturales:

Ginkgo Biloba: mantiene la irrigación  sanguínea en la zona cavernosa del pene permitiendo una mejor erección.

Aleta de tiburón: es un plato típico chino considerado de los secretos de la fecundidad de los chinos. Se dice que eleva la cantidad de espermatozoides.

Jalea real: estimulante que  tarda algo en hacer efecto pero  que, según se asegura, los resultados son seguros y… prolongados.

Azúcar moreno: una ligera hiperglucemia es siempre beneficiosa para el amor. Se debe tener en cuenta que la falta de azúcar (hipoglucemia)  provoca una mayor producción de adrenalina y esta hormona bloquea cualquier respuesta favorable al sexo.

Apio: actúa sobre los órganos urinarios y  tiene un moderado efecto afrodisíaco, aún más si se toma su caldo. Unido a la remolacha el efecto es aún mayor pero con la lechuga se anulan los buenos efectos.

Avellana: se consume en algunos pueblos en el banquete de boda e incluso se coloca en cestillos junto a la cama de los recién casados.

Canela: son harto conocidas las propiedades de este condimento y parecer ser que, añadida a los licores suaves, el efecto es seguro e inmediato.

Cebolla: Y también el ajo, aunque lo mejor es que los coman los dos amantes al mismo tiempo, ya que así el fuerte olor de nuestro aliento no molestará a la pareja elegida. Ambos condimentos son utilizados ampliamente por los árabes.

Clavo: especia de fuerte sabor y olor, pero que, utilizada sabiamente, incluso en la bebida, nos dará buenos resultados.

Frambuesa: es más adecuada para la mujer ya que contribuye a relajar los órganos sexuales y facilita el acto amoroso en el varón.

Ginseng: Un té tibio, quince minutos antes de empezar la sesión, es un brebaje totalmente seguro. Además, tantos millones de chinos y coreanos que lo toman no pueden estar equivocados.

Higo: los antiguos egipcios y los dioses griegos aparecían siempre con collares de higos, e incluso llegaron a considerar sagrada la higuera. En algunos países  aún es costumbre poner higos en la puerta de las chicas solteras en la confianza de que así saldrán rápidamente a la calle a buscar marido.

Malva:  puede ser útil para aquellos encuentros fortuitos que nos hacen estar en tensión, ya que tomándola en infusión nos relajamos lo suficiente, al mismo tiempo que nuestra pasión aumenta.

Manzana: se dice que era utilizada ya con bastante éxito por Eva y fue quizá el primer afrodisíaco conocido.

Nuez: Otro fruto presente en todas las noches de boda antiguas e incluido también en los postres chinos.

Pimienta: remedio rápido e infalible. Se puede añadir al zumo de tomate o a la bebida siempre y cuando el estómago no sea delicado.

Perejil: No se olvide añadirlo a sus ensaladas amorosas para darles un nuevo toque.

Romero: Unido a la menta es un buen tónico preparatorio para después de cenar.

Salvia: Esta planta no podía faltar en ningún jardín de la antigua Grecia y de ella se decía que daba vida eterna, pero creo que su verdadera utilidad no era precisamente la longevidad.

Plátano: nos repondrá fuerzas para intentarlo de nuevo.

Dátil: otro fruto sagrado para los moros quienes decían que la seguridad de su efecto es total

Polen: uno de los afrodisíacos mejores aunque dicen que tarda en hacer efecto al menos cinco días.

Palta : en México lo consideran  un buen estimulante-

Avena: los copos son muy útiles en la mujer sin entusiasmo, pero apenas tienen efectos en el varón.
Chocolate: contiene componentes químicos con efectos neutransmisores en el cerebro y una sustancia parecida a la cafeína llamada "theobromine". Posee más antioxidantes que el vino tinto.
 
Zanahorias:  su forma fálica pudo asociar fácilmente esta creencia desde tiempos muy antiguos. Hoy se conocen su rico contenido en vitaminas y beta caroteno.
 
Café: la cafeína es un muy conocido estimulante, pero hay que recordar que en exceso puede llegar a ser un depresivo. En todo caso, imprescindible para estar "despierto" toda la noche"…

Cereza: Si es posible triturar el hueso y comer. Contiene la preciada vitamina B15 de la cual dicen que hace a la gente eternamente joven.

Diente de león: no contiene ninguna sustancia especial pero es un potente restaurador de energías perdidas.

Fresa: estimula de una manera directa las glándulas endocrinas y el sistema nervioso.

Lechuga: Ni se te ocurra comerla para hacer el amor. Solamente conseguirás dormirte en sus brazos, aunque esto tampoco es malo y así al despertar estarás repleto de pasión.

Soya: Suele restaurar disfunciones sexuales, así que el primer plato bien puede ser una fabada de soja verde.

Vitaminas C y E: Si tu alimentación es deficitaria en alguna de ellas, mucho más si es en las dos, olvídate de tu pareja para algo que no sea pasear. La vit
amina E tiene una influencia directa porque actúa sobre los órganos reproductores y la C actúa sobre las glándulas endocrinas en general

Ostras: plato ideal en países mediterráneos para las aventuras amorosas además de ser revitalizador.

Vino: un vaso o dos  pueden estimular un romántico interludio. Relaja y ayuda a estimular nuestros sentidos. Beber vino puede ser una experiencia erótica: el color del líquido, el movimiento en el vaso, el sabor y tacto en los labios. Pero hay que beberlo con moderación porque puede tener resultados contrarios. 

 
 
 
 

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: