Sol, playas, piscinas

Posted on enero 4, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

Con la llegada del verano, las playas y piscinas públicas se convierten en el caldo de cultivo de las temidas  conjuntivitis,  virales o alérgicas, que no solo hinchan párpados, enrojecen los ojos y provocan  secreciones purulentas y serosas sino que también pueden derivar en complicaciones riesgosas.

Lamentablemente el 80% de las personas que no reciben tratamiento oportuno presentan algunas complicaciones que van desde una queratitis, que viene a ser la inflamación e infección de la córnea, hasta las  úlceras cornéales.

Esta enfermedad adquirió dimensiones alarmantes en nuestro medio cuando el fenómeno del Niño elevó la temperatura en 1998, esta situación se repitió después en una especie de epidemias conjuntivales por lo que es necesario tomar medidas preventivas que, además, son simples y no representan mayor costo que un buen jabón antiséptico.

Hay varias clases

 
Es una enfermedad inflamatoria que puede ser ocasionada por bacterias, hongos o virus, aunque también existen casos derivados de  una reacción alérgica, traumática o por la elevada presión ocular.

Su síntoma característico es  la inflamación de la conjuntiva, membrana mucosa que recubre el interior de los párpados y que se extiende a la parte anterior del globo ocular.

Presentan enrojecimiento, fotofobia, lagrimeo, legañas matutinas en las infecciosas, ganglios aumentados de tamaño en las víricas, prurito en las alérgicas, etc, con una duración entre 1 y 3 semanas.

Tratamiento

Pese a que presentan síntomas similares, las conjuntivitis tienen diverso origen por lo que la automedicación no solo puede ser estéril sino riesgosa y lo aconsejable es recurrir a un médico.

Bacterianas

Se  caracterizan por secreción abundante y amarillenta y formación de papilas en la conjuntiva palpebral. Las bacterias causantes de la mayoría de los casos suelen ser: los Staphylococcus, y los Estreptococos.  Es muy contagiosa, puede transmitirse fácilmente al tocarse el ojo o las pestañas, diseminando la infección a través de elementos como toallas, pañuelos o almohadas a familias enteras.

Se trata con higiene ocular y antibióticos tópicos recetados por un especialista.

Es importante mantener permanentemente una buena higiene de los párpados y de los ojos a fin de eliminar la secreción.  En algunos casos, la inflamación no responde bien al tratamiento inicial con colirios, haciéndose necesario la administración de antibióticos o antiinflamatorios orales.

Víricas

Son las más frecuentes, producidas generalmente por adenovirus, con menos legañas y posible afectación corneal dolorosa. No requiere tratamiento específico y de nada valen los antibióticos

No obstante se puede recetar gotas antibióticas para los ojos, para ayudar a disminuir la posibilidad de una infección secundaria.

Se caracterizan por ser  muy contagiosas y habitualmente remiten espontáneamente, aunque se suele aplicar antiinflamatorios y lavados frecuentes para contrarrestar los síntomas.

Alérgicas

Típicamente estacionales, se distinguen por importante picor, legañas mucosas y asociación frecuente con rinitis. El tratamiento consiste en tratar las alergias.

Herpes

Si su hijo tiene una infección ocular causada por una infección del virus herpes, el médico de su hijo puede remitirle a un especialista para el cuidado de los ojos. Es  un tipo de infección grave y puede provocar cicatrices en el ojo y pérdida de la vista.

¿Sabías que…?

Toda medicación debe ser recetada pues la automedicación es muy peligrosa, ya que puede prolongar las molestias o aumentar las complicaciones para los ojos, tales como la disminución de la visión, heridas o leucomas (manchas blancas)

No debe emplearse en el tratamiento de los ojos el limón, la miel y otras sustancias parecidas.

La conjuntivitis puede ser provocada por contacto con sustancias irritantes (jabones, suciedad, humo, y especialmente el cloro de las piscinas), alérgenos (sustancias que causan alergias).

Es recomendable usar lentes para natación cuando acuden a la piscina para evitar la conjuntivitis alérgica por cloro y de los virus que viven en las aguas.

Se presume que el enterovirus 70 fue el responsable del brote epidémico de conjuntivitis en Lima y otras, ciudades de la costa norte del Perú hace diez años,  estando relacionado con el incremento en la temperatura y con las malas condiciones de vida en los lugares afectados.

Se debe evitar cambios bruscos de temperatura y excesos en bebidas frías que posibiliten la baja de sus defensas corporales y el ingreso del virus a su organismo.

Es aconsejable ingerir uno o dos  gramos diario de vitamina "C" para reforzar sus defensas en zonas de riesgo o infección.

Para disminuir la incomodidad que produce el escozor y el picor, es conveniente utilizar compresas de agua tibia o fría. Asimismo, hay que evitar tanto los maquillajes como los lentes de contacto.

La conjuntivitis química está relacionada con una irritación en el ojo como consecuencia de la administración de gotas para los ojos al recién nacido para ayudar a prevenir una infección bacteriana. No requiere normalmente ningún tratamiento.

La gonocócica es causada por la bacteria Neisseria gonorrhea. Los recién nacidos la contraen por el conducto a través del canal del parto de una madre infectada. Se previene con el uso de gotas para los ojos en los bebés en el momento de nacer.

Las piscinas públicas tienen  virus y bacterias que deben prevenirse para evitar que los bañistas se contagien de enfermedades que, de no ser tratadas a tiempo, podrían ser fatales.

Por ejemplo, el agua contaminada produce una enfermedad diarreica ocasionada por la Giardia intestinales, un parásito microscópico unicelular que vive en el intestino y que se transmite por las heces presentándose con diarreas, deposiciones sueltas o acuosas, calambres y trastorno estomacales.

El  uso de piscinas con aguas contaminadas también puede originar enfermedades de cuidado como la Hepatitis A, que es de gravedad si no se trata correctamente.

Además, el agua de piscina suele contaminarse con la bacteria Escherichia coli, causante de infecciones intestinales y extra-intestinales como meningitis, peritonitis, mastitis, septicemia y neumonía gram-negativa.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: