Piel sensible: cómo evitar que empeore y sobrevengan las

Posted on enero 6, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

Basta un cambio repentino de la temperatura o una imprevista emoción, para que el cutis de las personas con la piel sensible se enrojezca inmediatamente, fenómeno que desencadenar en  eritrosis crónica y  provocar la ruptura de los capilares y las “telitas de araña”, esas antiestéticas venitas que se ven a través de la dermis.

El objetivo fundamental de la higiene y el cuidado de la piel sensible es el restablecimiento y el mantenimiento de condiciones cutáneas fisiológicas, normales, tras una evaluación de cada caso por cuanto existen diversas causas aunque presenten síntomas similares.

Muchas veces es la timidez la que provoca este rubor, aunque  enrojecer no siempre significa ser tímido. Otros factores emocionales, como la ansiedad o el estrés, pueden causar el clásico enrojecimiento en las mejillas, aunque en estos casos ésta desaparece en pocos segundos.
Mecanismo del rubor

El enrojecimiento o rubor en la cara es resultado de la vasocompresión o encogimiento de los capilares sanguíneos que irrigan las zonas de la cara, especialmente de las mejillas y las orejas.

Al disminuir el caudal de los conductos por donde circula la sangre se consigue con ello el aumento de la presión de la sangre que  circula a mayor velocidad. Si tenemos en cuenta que los líquidos, a diferencia de los cuerpos sólidos, retienen mejor el calor, se explica este sistema de refrigeración del organismo.

De esta manera la sangre, como cuerpo líquido, es  uno de los sistemas reguladores de la temperatura que tiene nuestro organismo para mantenerse a una temperatura constante (36' 5 C) pese a que estamos expuestos a los cambios de temperatura como  pasar de un lugar soleado a una sombra, del exterior de la calle al interior de una vivienda, etc.

Este desfase de temperaturas debe ser rápidamente corregido por el organismo sino quiere alterar el mecanismo de sus funciones vitales.

El acaloramiento, sofoco y enrojecimiento en la cara, especialmente mejillas y orejas, (mayor cuanto mayor es la diferencia de temperaturas) es el calor sobrante que tiene que disiparse a través del intercambio entre dos cuerpos.

Excitación nerviosa

La vasocompresión consigue que la sangre circule a mayor velocidad permitiendo también una mayor frecuencia en el trasvase de nutrientes y oxígeno a las células del cuerpo que puede iniciar con todas las garantías una acción de emergencia o situaciones extremas de peligro.

Nuestro organismo reacciona ante el peligro con una mayor frecuencia de los latidos del corazón y la respiración, activándose además otros procesos  como la liberación de adrenalina por la cápsulas suprarrenales, la secreción de jugos (ph+) en el estómago y la constricción de los vasos sanguíneos para proveer a nuestros músculos de una ración extra de nutrientes y oxígeno, provocando, como efecto colateral, la aparición del rubor.

Las preocupaciones que tenemos diariamente son los temores o ansiedades ante los peligros potenciales que acechan con llegar a cumplirse son responsables de la activación del organismo ante la señal de alarma que provocan, generando fenómenos colaterales variados como los efectos de calentamiento que pueden convertirse en rubor.

Tipos de sensibilidad

Es necesario señalar que a menudo se confunden las reacciones del cutis ante agentes irritantes con una hipersensibilidad natural, ya que existen diferentes tipos de sensibilidad cutánea.

Por esta razón se utiliza la siguiente clasificación para determinar sus posibles causas:

Sensibilidad hereditaria.

Por ser de nacimiento los síntomas se aprecian desde la infancia donde se caracteriza por la llamada dermatitis atópica que suele corresponder a cutis claros, que reaccionan mal a cualquier cambio de temperatura, a las comidas picantes, y que muestran tendencia a la cuperosis o aparición de venas varicosas

Índucida

Sin  ser sensible por naturaleza termina siéndolo por la influencia de agentes externos como pueden ser tratamientos cosméticos inadecuados, peelings (sean láser o químicos) o cualquier tipo de intervención estética., así como la ingesta de ciertos medicamentos, y las manifestaciones son iguales a las que tiene la piel sensible genéticamente.

Idiopática

Caso muy común actualmente, se da en las mujeres que sienten que su piel, aun sin ser sensible por naturaleza, se irrita con facilidad.

Puede atribuirse a causas  ambientales como el uso tópico de productos, cambios climáticos, contaminación del aire, el exceso de exposición al sol y las condiciones del agua que consumimos. Además, los baños muy calientes y los hábitos de higiene extremados o inadecuados contribuyen a sensibilizar la piel.

Alimentación

La primera regla de prevención es la alimentación porque quien tiene la piel sensible debe incluir en su dieta diaria alimentos ricos en vitamina C  como maracuya, naranjas, kiwis, fresas, etc.

Se debe reducir al mínimo el consumo de bebidas alcohólicas así como de alimentos picantes o con muchas especias. También evitar los lugares demasiado calientes y húmedos (como el sauna o baño de vapor), ya que son demasiado agresivos para la piel y pueden romper los capilares.

Finalmente, debe proteger siempre y en todo momento la piel con productos que contengan filtros solares, durante todas las estaciones del año, no importa si hace frío o calor, utilizando una crema hidratante y protectora en todo momento.

Limpieza

Este tipo de cutis es supersensible a los cambios de temperatura por lo que es aconsejable  la limpieza, con productos específicos, formulados especialmente para pieles sensibles, ya que no contienen alcohol ni ácidos derivados de las frutas, que podrían causarle daños a los tejidos cutáneos externos.

Escoja un limpiador que no tenga que enjuagarse abundantemente y evite, en lo posible, utilizar el agua del caño ya que, por lo general, es muy calcárea y puede irritar la piel, sobre todo en algunas regiones del interior del país.

Se recomienda una leche detergente y que la retire cuidadosamente con una esponjita humedecida. Después puede utilizar una loción refrescante especial para el cutis delicado o pasarse un algodón embebido en agua de rosas o de hamamelis.

Tratamientos

Para una limpieza más profunda, no debe usarse exfoliadores a base de granitos, ya que éstos son demasiado fuertes para este tipo de piel. Lo ideal es aplicarse aquellos que se "borran", es decir, que al frotarlos contra la piel, forman una especie de residuo como el de la goma de borrar, que retira con delicadeza las células muertas y las impurezas que se han acumulado sobre la superficie de la epidermis.

Por  lo menos una vez a la semana, se debe aplicar una mascarilla antiinflamatoria o antidescongestionante. Se  puede preparar en casa, mezclando hasta formar un compuesto cremoso: dos cucharadas de crema de
leche doble con un kiwi machacado y un tomate pequeño, sin cáscara ni semillas, también machacado. Aplíquesela en todo el rostro, evitando la zona alrededor de los ojos. Déjela reposar por 15 minutos y luego retírela con una esponjita húmeda. Aplíquese finalmente la loción y la crema humectante.

¿Sabía que…?

Si  existen problemas cutáneos como eczemas de sequedad o neurodermitis, el ducharse o tomar un prolongado baño puede influenciar negativamente el estado de la piel.

 
En esos casos la piel se siente aún más seca, áspera y tirante, debiéndose en algunos casos hasta prescindir de la ducha diaria. Y ni pensar en tomar un baño en la bañera.

Por tal razón, los preparados tratantes para la piel sensible deberán estimular y estabilizar la función protectora de la capa córnea, mejorar su resistencia y suministrarle lípidos e hidratación. Asimismo es de suma importancia que sus ingredientes sean particularmente suaves, a fin de mejorar el equilibrio cutáneo.

Cuando el suministro natural de humedad y factores humectantes naturales (Natural Moisturizing Factors, NMF) no bastan, se reduce, junto a la suavidad de la piel, también la función protectora y ya no puede realizar su función de barrera. Se torna vulnerable frente a factores exógenos y muestra un aumento de la pérdida de agua transepidérmica.

Por tanto, para el cuidado de la piel pobre en humedad es importante suministrar no sólo humedad sino también factores hidratantes naturales, como por ejemplo aminoácidos.

Si bien es cierto que hay personas más propensas a ruborizarse que otras, puesto que hay más ansiosas que otras, no es cierto que existan que NUNCA se ruboricen.
La pérdida de lípidos epidérmicos y sebáceos da lugar a una alteración en la composición de la película hidrolipídica y de la barrera lipídica: la piel se torna seca, áspera y descamada.

La piel sensible facial pobre en grasas tiende a la formación prematura de arrugas, pliegues y pigmentaciones en forma de manchas.
 
Este tipo de piel delicada no es amiga de jabones. Necesita fórmulas específicas sin alcohol ni ácidos derivados de la fruta. Una buena solución es aplicar una leche detergente y retirarla cuidadosamente con un algodón o esponjita humedecida.

El acaloramiento que sentimos en la cara es motivo suficiente para estar tensos y provocar más acaloramiento. Se genera el fenómeno del pez que se muerde la cola, pues la mera aparición del rubor provoca la tensión que alimenta el rubor. El fenómeno se mantiene tanto rato como prestemos atención al acaloramiento y se interrumpirá cuando nuestra atención se dirija durante un tiempo mínimo hacia otros asuntos.

La cuperosis son los pequeños capilares dilatados y enfermos que enrojecen los pómulos, mejillas y aletas de la nariz. Se debe tratar desde el primer signo. Para eliminar señales se recurre al láser.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: