Piel mixta, es la más común y requiere tratamiento especializado

Posted on enero 11, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

Es normal tener más grasa en los límites inferiores de la nariz, zona exterior de las orejas y parte superior de la frente, pero en las personas de piel mixta las diferencias son notorias debido a que alrededor de los ojos y  labios, suelen estar secos, por lo que requiere un tratamiento especializado.

Está asociada invariablemente a la conocida zona T, lo que se traduce como piel grasosa en la frente,  nariz y barbilla, donde abundan las glándulas sebáceas activas, mientras es seca en sus alrededores, específicamente en las mejillas, el contorno de ojos y el cuello, con tendencia a agrietarse o formar arrugas.

Por esta razón el tratamiento es complicado ya que es difícil separar la cara por trozos para aplicar en cada lugar la crema adecuada. Lo aconsejable es utilizar  productos para cutis normal, que ni engrasen ni resequen, y, sobre todo, no olvidar una alimentación equilibrada (poca carne y mucha verdura) y unos suplementos de vitaminas A y E, para lograr una gran mejora en pocos meses.

Tratamientos

Deben ser específicos y cumplir con una doble acción: hidratar la piel seca, sin darle un aspecto graso ni brillante, pero a la vez darle una apariencia más suave y tersa, ayudándole a conservar el aspecto mate por largo período.

Lo aconsejable es pedir al dermatólogo que recete el uso de un jabón facial que elimine el exceso de grasa de la superficie de la piel, pero sin dañar los humectantes naturales de la misma.

Se recomienda lavar la cara dos veces al día con un jabón suave para eliminar el exceso de grasa pero sin frotar la piel con fuerza porque se puede irritar.

Es imprescindible la limpieza diaria que se puede realizar con una leche adecuada y luego un tónico astringente.

Se debe tener especial cuidado en que las cremas que utilices durante el día y la noche deben ser indicadas para piel mixta.
 
Exfolia tu rostro una vez por semana para eliminar las células muertas, reducir el sebo en la piel y quitar los puntos negros. Seguidamente aplica un tónico astringente para cerrar los poros

Utiliza mascarillas y humectantes diseñados para pieles mixtas y aplicar al menos dos veces a la semana.

Su cuidado no tiene por qué implicar grandes gastos porque se puede preparar máscaras y emulsiones caseras totalmente naturales, que dejarán la piel suave y luminosa, libre de oleosidad y puntos negros.

Doble vía

Se debe humectar en profundidad y con delicadeza (con cremas hidratantes y lociones específicas) la parte seca y aplicar tratamientos secantes la parte grasa, la denominada Zona T.

Lo aconsejable es utilizar  productos para cutis normal, que ni engrasen ni resequen, aunque dando un buen masaje en cada aplicación para estimular la circulación sanguínea.

Por la noche, limpia, tonifica y aplícate una crema nutritiva rica en vitaminas. Lo que debe complementarse con  una buena alimentación a base de verduras, frutas y mucha vitamina A y E.

Nunca se debe utilizar productos que no se definan exclusivamente como dirigidos a “pieles mixtas o combinadas ”o, como recurso, los mencionados para pieles normales.

Recuerda que la limpieza exagerada de la piel, especialmente con el uso de exfoliantes y leches limpiadoras, altera la piel hasta tal punto que podemos conseguir que se convierta en algo inútil contra las agresiones del exterior.

Primer paso: limpieza

Para  realizar una limpieza de cutis, al menos una vez por semana, se necesita un poco de algodón, toalla limpia y seca,  esponja suave y  loción elaborada con partes iguales de yogur natural y avena, y otra astringente.

Se calienta agua en una olla y acerca la cara a la salida del vapor , luego se la envuelve en la toalla durante algunos segundos.

Coloca la loción y masajea de manera circular con la esponja para remover las impurezas. Luego lava y moja un algodón con loción astringente y colócala con suaves golpecitos por toda la cara.

Una vez que la cara esté limpia se puedes aplicar la mascarilla natural.

Mascarilla de cebada

Mezcla una cucharada de harina de cebada, una de cáscara de limón y media de leche en polvo. Cada vez que se use esta preparación debe agregarse agua tibia. Masaje durante un minuto y enjuagar con agua tibia.

Humectante

Derrite a baño María 30 gramos de manteca de cacao y agrega 100 ml de aceite de almendras, luego retira del fuego. Con un gotero añade 60 ml de infusión de romero o de albahaca sin dejar de revolver.

Deja enfriar y añade una gota de aceite de alcanfor, 2 de aceite de bergamota y 3 de aceite de lavanda, aplica sólo una poca cantidad de esta preparación sobre tu rostro y cuello sin masajear. Es una mezcla está indicada para usarla por la mañana y por la noche.

Mantequilla y avena

Pulverizar 3 cucharadas soperas de avena y batir con 1 cucharada cafetera de mantequilla y 2 cucharadas cafeteras de aceite de almendras dulces, aplicar sobre el rostro limpio y espera 20 minutos. Enjuagar con agua fría.

Maní

Machacar media cucharada sopera de maní y mezclar con 1 cucharada sopera de aceite de olivo. Aplicar sobre el rostro limpio y dejar actuar durante 20 minutos. Enjuagar con agua fría.

Germen de trigo

Mezclar media taza de germen de trigo con miel de abeja y una cucharada de aceite de olivo. Aplicar sobre el rostro limpio y dejar actuar la mascarilla durante 20 minutos, no olvides de enjugar con agua fría.

Mascarilla nutritiva

Mezclar una cucharada sopera de avena en polvo con 15 gotas de aceite de almendras, 1 clara de huevo y 5 cucharadas de leche en polvo. Aplicar al  rostro y espera 30 minutos, enjuaga con agua fría.

Blanqueadora de miel

Mezclar 2 cucharadas de miel, 1 cucharada de jugo de limón y 1 cucharada de leche en polvo. Aplicar sobre el rostro limpio durante 30 minutos, enjuagar con agua fría.

Durazno

Moler un durazno tierno con 5 cucharadas de yogurt natural y 1 cucharada de aceite de manzanilla, aplica sobre tu rostro limpio, deja actuar durante 20 minutos y enjuagar con agua fría.

Mascarilla limpiadora

Se mezcla 8 gotas de aceite de manzanilla con 3 cucharadas de yogurt natural y 1 cucharada de miel. Aplicar sobre el rostro limpio, deja actuar la mascarilla durante 30 minutos y enjuagar con agua fría.

Facial de Azúcar y Canela

 Ingredientes:

•1 Papa cruda y pelada
•1 cucharada de agua tibia
•¼ de cucharada de vinagre de sidra.
•1 gota de aceite de esencia de canela
•1 botella de agua mineral
•Azúcar

En una licuadora, moler la papa hasta que quede pastosa. Aplique una pequeña porción en la  cara para remover las impurezas y la grasa en exceso, esparce la pasta a medida de masajes. Remueve la pasa con agua fría.

En otro recipiente mezclar el agua tibia, el azúcar, el vinagre de sidra y la esencia de canela. Úntela en tu rostro con una brocha o un algodón, y déjala actuar unos ocho minutos o hasta que se seque.

Con otra bola de algodón, humedece la mascarilla nuevamente y déjala secar. Repita el proceso dos o tres veces, hasta que su piel absorba la mezcla y no tenga que enjuagarla.

¿Sabías que…?

Aunque la ventaja de quie
nes poseen una piel mixta-grasa es que resisten más a las líneas de expresión y las arrugas, un punto en contra es que por lo general, si no se atiende, se observa sucia, ya que tiende a las impurezas, por lo que requiere constante limpieza.

Las mascarillas no se aplican en los ojos y los labios, porque son zonas de piel más sensibles. Son recomendables dos veces al mes.

Debido a las propiedades benéficas tanto del yogurt como de la miel para todos los tipos de pieles, resulta excelente esta preparación para el cutis mixto.

Para su elaboración debe poner 1 cucharada de yogur en un bol   Antes de añadir la cucharadita de miel, se calienta la miel un poco con la llama de una vela para que desprenda mejor sus propiedades. Por último, se agrega 12 ó 14 gotas de limón. Se puede aplicar con una brocha o con los dedos, evitando siempre los ojos y se  mantiene por 20 minutos aproximadamente.  Luego, se enjuaga con agua temperada.

Es excelente revitalizar  la piel con una mascarilla de azúcar y canela para reducir el tamaño de los poros. El azúcar ayudará a eliminar las células muertas de tu piel, mientras que la canela y el vinagre funcionan como antisépticos y astringentes.

Se puede optar por varios tratamientos caseros como por ejemplo: para tonificar se recomienda el jugo de manzana, y para el acné los baños de vapor.

La destrucción de la capa grasa exterior permite que el frío y la humedad penetren en la piel, lo cual hace que se agriete, se quede menos protegida ante los rayos solares y se declaren arrugas quizá irreversibles.  

La limpieza exagerada de la piel, especialmente con el uso de exfoliantes y leches limpiadoras,  altera la piel hasta tal extremo que la convertimos en algo inútil contra las agresiones del exterior.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: