Alimentos que contrarrestan el estrés

Posted on enero 13, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

Las preocupaciones cotidianas pueden ir conduciéndonos al estrés, ese mal de la civilización moderna que puede derivar en ataques de angustia y enfermedades psicosomáticas, como úlceras , arritmias cardíacas y trastornos nerviosos, por lo que es necesario preparar nuestro organismo ante esa amenaza latente, con alimentos y una dieta balanceada.

Debemos tener en cuenta que todo aquello  que cause un cambio en nuestra vida causa estrés, no importa si es bueno o malo. Tan pernicioso puede ser la obsesión por el ser amado, la preocupación de no tener suficiente dinero para pagar la renta o las matrículas escolares, el temor al desempleo o la espera de un aumento de sueldo que nunca llega.  

Nuestras células cerebrales se comunican mediante mensajeros químicos pero en situaciones estresantes estos enlaces empiezan a deteriorarse lo que se traduce en insomnio, dolores generalizados, depresión, angustia, etc..

Es como manejar el automóvil solo con la reserva de combustible o apretar a fondo el acelerador mientras accionamos el freno. A ésta condición se le llama sobre-estrés y puede ser la causa de enfermedades. Tarde o temprano algo dejará de funcionar adecuadamente.

Recientemente se ha descubierto que el sobre-estrés causa cambios físicos en el cerebro. La fatiga, llanto, depresión, angustia, e insomnio típicos son causados por una disfunción química cerebral.

Las consecuencias

Síntomas gastrointestinales (úlceras, cólicos, diarreas, gastritis)

Síntomas cerebrales (fatiga, dolores, llanto, depresión, insomnio, ataques de angustia)

Síntomas cardiovasculares (presión alta, taquicardia o palpitaciones irregulares)

Reacciones del sistema inmune (resistencia disminuida a las infecciones)

Afecciones dermatológicas (enrojecimiento, eczemas)

Alimentación balanceada

Glucosa estable

Los especialistas recomiendan mantener estabilizada la glucosa, esa especie de combustible celular, evitando las variaciones bruscas. Por ello es imprescindible la alimentación diaria alimentos ricos en hidratos de carbono complejos tales como: pan, arroz y otros cereales, pasta, patatas, legumbres.

Estos alimentos, están compuestos por moléculas de glucosa de enlaces fuertes qir son descompuestos por el paganismo de manera más lenta, lo que permite que la glucosa se libere paulatinamente.

Lo contrario sucede con los dulces porque la glucosa llega rápidamente a la sangre con efectos cortos y desestabilizadores-

Es aconsejable  comer menos pero con mayor frecuencia lo que también ayuda a mantener estable la glucemia.

La serotonina

Es un transmisor del sistema nervioso, es decir, una sustancia química con la cual se comunican las neuronas, por lo que recibe el nombre de neurotransmisor.

Por ejemplo, si la neurona X envía un mensaje a la neurona Y lo hace a través de una región especializada de ambas neuronas llamada sinapsis; así, éstas se comunican despachándose un correo químico con moléculas de neurotransmisor.

La serotonina se genera a partir del triptófano, un amino ácido esencial aportado mediante la dieta (en alimentos como el maíz, el plátano y las leguminosas), porque no lo fabrica el cuerpo.

Una vez producida, la serotonina cerebral tiene un importante desempeño en varios campos; así, modula el funcionamiento de otras neuronas y regula el apetito mediante un freno llamado saciedad y en el cual la serotonina tiene un papel fundamental.

Por esta razón se aconsejan los alimentos ricos en triptófano. Las fuentes dietéticas más importantes son: carnes rojas, pescados, leche y derivados, huevos, nueces, almendras, plátano y lechuga.

En el organismo, la síntesis y liberación de serotonina dependen de la relativa proporción de hidratos de carbono y proteínas consumidos con la dieta. Al ingerir una mayor proporción de hidratos de carbono cambia el patrón de los aminoácidos plasmáticos aumentando la utilización cerebral de triptófano y por lo tanto la síntesis y liberación de serotonina.

Vitamina C

Incluya diariamente al menos una ensalada al día y dos frutas frescas, por cuanto esos  alimentos constituyen las principales fuentes de vitamina C. cuya necesidad  aumenta en caso de estrés de cualquier tipo. Además, este nutriente estimula las defensas, lo cual resulta muy conveniente en caso de estrés.

Valore la posibilidad de tomar un suplemento de vitaminas y minerales. Asegúrese de que no lleva añadido sustancias excitantes (ginseng, cafeína&), ya que le puede provocar un efecto contraproducente. 

Lo prohibido

Reduzca e incluso elimine de su dieta sustancias tóxicas y excitantes como las bebidas estimulantes, bebidas alcohólicas, cafeína, tabaco.

Los productos estimulantes, excitan pero no nutren, y aunque momentáneamente pueden proporcionar una cierta ayuda, su uso continuado acaba produciendo desgaste nervioso, agotamiento y falta de adaptación al estrés.

¿Sabías que…?

La adopción de hábitos adecuados, como la relajación, el ejercicio y una dieta correcta, son excelentes recursos para luchar contra el estrés crónico.

Comer de forma equilibrada es fundamental para mantener en orden el cuerpo y la mente, para evitar que el estrés afecte el estómago, defensas y sistema nervioso. Además, también le beneficiará el comer menos pero con mayor frecuencia, sin sobrecargar al organismo con pesadas digestiones.

La mejor estrategia frente al estrés es comer bien y de todo, ya que de ello depende que nuestras defensas estén altas.

En las dietas se debe incluir vitaminas sobre todo la A, la C y la E, que combaten directamente la formación de radicales libres.

La A se obtiene de zanahorias, melón, brócoli, coles de Bruselas, espinacas y camote. La C está presente en los cítricos y en el brócoli, el melón y el tomate.

Para obtener vitamina E hay que consumir frutas secos y aceites vegetales.

Las vitaminas del grupo B fortalecen el sistema nervioso central y tienen un efecto sedante. Se encuentran en la levadura de cerveza, lácteos, carne, cereales, aguacate, repollo y vainicas.

Potasio, magnesio y calcio son imprescindibles porque estimulan la reacción orgánica frente a las hormonas que el cuerpo segrega como respuesta al estrés. Por otro lado, tienen propiedades relajantes y mantienen a estable el ritmo cardíaco. Las frutas, verduras, granos enteros y carne son alimentos ricos en este mineral.

El magnesio se encuentra en las verduras y los frijoles. El calcio, por último, es conocido como “el tranquilizante natural” y, desde luego, pocas cosas tienen un efecto tan sedante como beber un vaso de leche tibia antes de acostarse.

Las mujeres que tienden a comer por problemas emocionales, tienen mucha dificultad en el control del peso, ya que la comida les da la sensación de confort que andan buscando. Usualmente no comen porque tienen hambre, sino en una forma compulsiva, para
apaciguar la ansiedad, depresión o problemas que las agobian.

 
 
 
 

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: