Diarreas de verano, desde simples molestias hasta complicaciones mortales

Posted on enero 15, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

El calor provoca favorece la propagación de virus , bacterias y parásitos en todo medio a su alcance, desde el agua que consumimos, las comidas mal conservadas o piscinas contaminadas, por lo que representan un alto riesgo en esta temporada debido a que, en algunos casos, sus complicaciones pueden ser severas, incluso mortales en  niños y ancianos.

Se debe tener en cuenta que al consumir  alimentos y líquidos infectados, refrescos, agua y leche, los gérmenes frecuentes vencen la resistencia del cuerpo y producen la diarrea y otros trastornos.

Las diarreas tienen distintas características, las que son posibles  identificar, por ejemplo, si se observa de color amarilla puede ser viral o digestiva, si su aspecto es de color verde oscuro o con mucosidades o puntos de sangre es de origen infeccioso o bacteriana.

La de color blanca es por infección de parásitos y la diarrea líquida con aspecto de agua de arroz es por el cólera, sin tratamiento, la diarrea puede conducir rápidamente a una deshidratación y desequilibrio electrolítrico. .

Los signos y síntomas que habitualmente presenta la gastroenteritis son la diarrea, náuseas y vómitos. Puede haber fiebre, cólicos, dolor de cabeza, cansancio, dolor muscular y falta de apetito.

Alimentos contaminados

Si bien es cierto que lo mas difícil es identificar el tipo de microorganismo causante , lo mas sencillo es prevenir las enfermedades producidas por la contaminación del agua y los alimentos mediante normas básicas de higiene, conservación y limpieza.

Los alimentos en descomposición, o con toxinas o venenos pueden causar diarrea. Entre las toxinas  figura el estafilococo , a menudo encontrada en productos lácteos que han estado en contacto con alguna herida infectada de las personas que han intervenido en su elaboración, y el bacilo cirio , por ejemplo, el arroz. La comida en descomposición esta asociada con infecciones de salmonela.

La mayoría de las infecciones transmitidas por los alimentos son las ocasionadas por las bacterias Campylobacter, Salmonella y la E. Coli y por un grupo de virus llamados calicivirus, conocido también como virus de o parecidos al Norwalk.

Campylobacter es un patógeno bacteriano que ocasiona fiebre, diarrea y calambres abdominales. Estas bacterias viven en los intestinos de aves saludables y la mayor parte de la carne de pollo cruda la contiene. Por lo tanto su transmisión se relaciona con el consumo de carnes crudas o no cocinadas adecuadamente.

Salmonella es también una bacteria que está propagada en los intestinos de las aves, reptiles y mamíferos. La Salmonelosis produce fiebre, diarrea y calambres abdominales. En las personas de mayor edad, con bajas defensas, los niños y embarazadas puede invadir la corriente sanguínea y ocasionar infecciones muy peligrosas.

Su transmisión es por la ingestión de carnes mal cocidas o verduras regadas y contaminadas con aguas sucias.

La transmisión del Echerichia coli es por el consumo de alimentos o agua que ha sido contaminada con heces de vaca. Produce a menudo una diarrea aguda y sanguinolenta y calambres abdominales dolorosos, sin mucha fiebre. En 3% a 5% de los casos, puede ocurrir una complicación llamada síndrome hemolítico urémico (SHU) varias semanas después de los síntomas iniciales. Esta complicación aguda incluye anemia temporal, abundante sangrado y falla renal.

Calicivirus, o el virus parecido al Norwalk es un caso muy común aunque rara vez se diagnostica. Es una enfermedad gastrointestinal aguda, con más vómitos que diarrea, que se resuelve en dos días. En este caso se propagan principalmente de una persona infectada a otra.

Existen otras enfermedades que también se transmiten por los alimentos como Shigella, hepatitis A, y los parásitos Giardia lamblia y Cryptosporidia.

Algunas enfermedades transmitidas por los alimentos son ocasionadas por la presencia de una toxina que fue producida por un microbio en el alimento. Por ejemplo, la bacteria Staphylococcus aureus puede crecer en algunos alimentos y producir una toxina que ocasiona vómitos intensos.

La enfermedad rara, pero mortífera, del botulismo ocurre cuando la bacteria Clostridium botulinum crece y produce una toxina paralítica poderosa en los alimentos. Estas toxinas pueden producir enfermedad aun cuando los microbios que la produjeron hayan desaparecido.

Otra forma de contagio es cuando se añade un plaguicida sin darse cuenta a un alimento o si sustancias naturalmente venenosas que se utilizan para preparar una comida.

La diarrea por transmisión de las lambias, se produce a través de alimentos contaminados. También por contacto directo donde directamente existen grandes poblaciones humanas, como guarderías, escuelas, hospitales.

En este caso los síntomas son: diarrea fétida y flatulencia, distensión abdominal, pérdida de peso, fatiga y mala absorción de nutrientes. Con facilidad cualquier alimento le da dolores abdominales de carácter cólico. Las heces son bastante líquidas y pueden presentar moco y sustancias.

En las producidas por la ascaris lumbricoide las manifestaciones más frecuentes son cólicos intestinales  o dolores de vientre, con dolor al defecar y flatulencia ocasional. Los vómitos pueden presentarse en forma aislada o a manera de crisis de vómitos, que solo se da con la expulsión del parásito.

Otro síntoma es la falta de apetito, las diarreas frecuentes y riesgo de la obstrucción intestinal por un apelotamiento de ASCARIS, con intenso dolor abdominal y vómitos. Puede en algunos casos presentarse hepatitis o insuficiencia hepática.

Los virus

El Rotavirus también llamado virus democrático -debido a que afecta a todos los niños del mundo sin importar si viven en países ricos o pobres- es culpable de al menos 600 mil muertes al año, siendo una de las cinco causas más importantes de mortalidad infantil en las naciones en vías de desarrollo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los virus, particularmente los rotavirus, son comunes en niños pero generalmente se  diagnostica mal por personas ajenas a la práctica médica. El virus de Norwalk es raro.

Diarrea por tenias

La tenia solium, solitaria y la tenia sanginata producen diarrea que se acompaña de dolor abdominal, tipo cólico al evacuar, flatulencia, náuseas y vómitos, nerviosismo, reflujo y pérdida del apetito, pérdida de peso y anemia.
 En algunos casos puede presentarse apendicitis y obstrucción intestinal.

Puede haber presencia de larvas en localizaciones distintas a la intestinal (sistema nervioso central, pulmón, ojo). La solitaria su lugar favorito es el intestino delgado.

Son frecuente los trastornos digestivos producidos por este parásito, entre ellos el dolor abdominal y náuseas. Cuando la tenia produce quiste en el cerebro, produce convulsiones, picazón anal, cuando salen por el ano pedazos de solitaria.

Otros parásitos

Los parásitos y los gusanos pueden causar diarrea pero casi siempre van acompañados de síntomas como pérdida del peso, irritabilidad, erupci
ones en la piel o comezón anal.

 El más común es la lombriz intestinal (se trata más bien de un fastidio que de una enfermedad médica grave).

Otros gusanos, tales como la lombriz de gancho, la ascaria, y la solitaria son más significativas médicamente y pueden causar pérdida de peso, anemia, malestar general y problemas de alergia.

La disentería amébica debido a la histolytica del entamoeba es una causa importante de diarrea sangrante en viajeros y también, a veces, en países occidentales, y requiere un tratamiento médico apropiado y completo.

Causas

La Organización mundial de la Salud (OMS) ha señalado que las principales causas de las enfermedades por transmisión alimentaria son:

• Refrigeración inadecuada (mayor de 5º C), conservación de alimentos en recipientes muy grandes o alimentos dejados a temperatura ambiente.
• Intervalo de varias horas entre preparación y consumo de los alimentos.
• Cocción insuficiente, es decir, servir alimentos semi crudos.
• Conservación en caliente a temperatura inadecuada menor de 60º C.
• Manipulación de alimentos por personas infectadas.
• Uso de alimentos crudos contaminados.
• Contaminación cruzada (alimento crudo – alimento cocido).
• Falta de limpieza del equipo y utensilios de cocina.
• Frutas y verduras regadas con aguas contaminadas por estiércol de animales o alcantarillado humano.
• Consumo de alimentos crudos de origen animal son los que tienen más probabilidad de estar contaminados (Carnes de vacuno, pollo, huevos, mariscos y leches no pasteurizadas).

Prevención

Higiene personal: Las manos son el principal punto de contacto entre el alimento y el ser humano, por ello un buen lavado de manos es la forma más efectiva de prevención de esas enfermedades.
 
Higiene de los alimentos en todas las etapas por las cuales pasa antes de llegar al consumidor, es decir, al comprar, preparar, almacenar y consumir los alimentos.

Compra

• Seleccionar las frutas y verduras que están frescas y limpias.
• Las carnes y pescados deben tener consistencia firme y olor agradable.
• Los productos envasados deben tener fecha de elaboración y vencimiento vigente.
• Las conservas deben estar en buen estado, sin golpes, hinchadas, hundidas u oxidadas. • Los alimentos sean de locales autorizados.

Preparación

El lugar de preparación de los alimentos debe estar limpio y los utensilios de cocina también.
• No utilizar el mismo utensilio de cocina para alimentos crudos y cocidos sin lavarlos antes.
• Utilizar un termómetro para medir la temperatura interna de la carne es una buena forma de asegurarse de que está suficientemente cocinada para matar las bacterias.
• Lavar y desinfectar los alimentos que se consumen crudos ( ejemplo: Lechuga)
c) Almacenamiento:
• Los alimentos no perecibles se deben guardar en envases con tapa en estantes alejadas del suelo, en un lugar fresco, seco, bien ventilado, limpio y libre de insectos y roedores.
• Los alimentos frescos se deben guardar en el refrigerador (0º – 5ºC) y los alimentos congelados en el freezer (- 18ºC).

Consumo

• Al consumir los alimentos la persona debe tener las manos y la ropa limpia.
• La mesa, los platos y los utensilios donde se va a comer deben estar limpios.
• Rechazar los alimentos que presenten alguna señal de descomposición.

Guarde las comidas listas para consumir separadas de la carne cruda.

Descongele los alimentos en una bandeja en la heladera, en el microondas o cocínelos directamente. Nunca los deje sobre la mesada a temperatura ambiente

Si presenta alguna enfermedad diarreica de mas de tres días y síntomas asociados como fiebre elevada, sangre en las deposiciones, vómitos prolongados, disminución en la orina, boca seca y mareos, consulte al medico para aliviar los síntomas y consulte a su nutricionista para que le indique una dieta adecuada para estos casos.

Síndrome urèmico

El síndrome urémico hemolítico (SUH) es una enfermedad provocada por la bacteria E coli, productora de la toxina shiga, que se encuentra frecuentemente en el intestino de las vacas y otros animales de granja.

Esta enfermedad puede complicarse con deshidratación, anemia o problemas renales graves. Las personas, especialmente los bebés y niños menores de 5 años, se infectan por comer carne contaminada, beber agua contaminada, estar en contacto directo con personas o animales infectados o su materia fecal o por bañarse en lagos, ríos o piletas contaminadas.

Si no tiene luz eléctrica, heladera u otro medio de conservación, compre solamente aquello que va a consumir en el día.

No corte la cadena de frío. El tiempo que transcurre desde la compra de alimentos hasta que los coloca en la heladera debe ser el mínimo posible y nunca superar las dos horas.

No consuma leche ni productos lácteos sin pasteurizar.

Prevención de la diarrea infantil

Darle el pecho al bebe

Si tiene que tomar mamadera, no guardar restos de leche.

Hervir todos lo elementos para alimentar al bebé cada vez que se usan y protegerlos del polvillo y los insectos.

Mantener la basura tapada y sacarla todos los días.

Mantener libre el ambiente de moscas y otros insectos

Mantener limpio y tapado el tanque o cilindro de agua.

Limpiar baños con desinfectantes.

Lavar frutas y verduras y dejarlas en remojo durante 10 minutos.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: