Deshidratación: grave peligro si no se controla a tiempo

Posted on enero 16, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

La pérdida de agua y electrolitos , especialmente por vómitos y diarreas, puede provocar una catástrofe metabólica  afectando las principales funciones orgánicas, como la circulación sanguínea, pulmonar y nerviosa, que de no ser tratada a tiempo tiene consecuencias graves, incluso la muerte entre los niños, ancianos y personas débiles.

Esta amenaza se acrecienta en el verano debido a múltiples causas que van desde la aparición de enfermedades gastro intestinales y las llamadas “dietas secas” para adelgazar hasta el ejercicio físico excesivo y sobre exposición a las radiaciones solares en las playas o al aire libre en parques.

Debemos tener en cuenta que nuestro organismo contiene aproximadamente dos tercios de líquidos  y, cuando una persona pierde una importante cantidad de agua, por medio de la sudoración, orina, vómitos y diarrea,  puede provocar el cuadro patológico de una deshidratación.

Equilibrio corporal

El líquido orgánico se divide en dos compartimentos; intracelular (40%), líquido que se encuentra en el interior de las células y extracelular (20%), que comprende el líquido situado en el exterior de las células. Dividiéndose éste último en dos fracciones: líquido intersticial (15%) y líquido intravascular, es el plasma sanguíneo y linfa (5%).

Hay otra pequeña cantidad de líquido transcelular que incluye el líquido cefalorraqídeo, líquido intraocular, líquido de los espacios serosos, así como los líquidos pleural, sinovial, peritoneal y pericárdico.

Entre los líquidos  existe una relación dinámica, y un intercambio equilibrado de componentes. El agua se mueve libremente desde el espacio intracelular al espacio extracelular, y viceversa, de forma que los movimientos vienen regulados por la presión del líquido de cada compartimento y por la presión osmótica.

La cantidad de líquido intracelular se mantiene por la fuerza osmótica del ion potasio mientras que la presión osmótica extracelular se mantiene por el catión sodio.

Por efectos de la presión osmótica, cuando los valores del sodio extracelular aumentan, se produce un aumento de la osmolaridad extracelular, provocándo una salida de agua intracelular para igualar la presión osmótica, dando como resultado final una deshidratación celular. Resultados inversos se obtienen con la disminución de los valores extracelulares de sodio, edema celular.

El riñón es el encargado de regular el equilibrio hídrico y la presión osmótica.
En pocas palabras , la disminución del volumen de líquido intravascular se manifiesta clínicamente como shock hipovolémico. La disminución del líquido intersticial aparece como deshidratación. El exceso de líquido intersticial se traduce como edema. Predominando en la mayoría de los casos la pérdida de líquido extracelular (sodio).

Causas

Los bebés y los niños son más propensos a sufrir la deshidratación debido a que su cuerpo necesita de  una proporción mayor de agua. También resulta más factible en los ancianos que tienen menos capacidad para retener el agua y de  sentir la sensación de sed.

Con el verano, tanto niños como adultos, son propensos a desarrollar diarreas, lo que puede reducir demasiado los líquidos de nuestro organismo. En estos casos es urgente suministrar mucha agua para evitar la deshidratación.

Cuando se presenta una enfermedad combinada con la incapacidad de retener líquidos o el vómito se haya  presentado en forma contínua durante más de 24 horas en un adulto o más de 12 horas en un niño.

Es alarmante cuando la  diarrea ha durado más de 5 días en un adulto o en un niño, se presente menos actividad física de lo habitual, presencia de cuadros de irritabilidad y micción excesiva, especialmente si hay antecedentes personales o familiares de diabetes o la persona está tomando diuréticos.

Incluso cuando la persona está bien de salud, debe consumir mucho líquido todos los días y más cuando el clima es cálido o está haciendo ejercicio.

Síntomas

Disminución o ausencia de producción de orina; la orina concentrada aparece de color amarillo oscuro.

Ausencia de producción de lágrimas.

Ojos hundidos.

Fontanelas (puntos blandos en la parte superior de la cabeza) bastante hundidas en el bebé.

Estado letárgico o comatoso (con deshidratación severa).

Sangre en las heces o en el vómito.
 
Diarrea o vómito en bebés menores de dos meses de edad.

Piel reseca y poco flexible ( cuando se pellizca  queda arrugada y no vuelve a su estado normal)

Boca que se pega o le falta la saliva.
             
Latido cardíaco rápido

Cuando es más grave se presenta  convulsiones, aturdimiento, falta
de conciencia, o shock, por lo que requiere urgente asistencia médica.

¿Cómo evitar la deshidratación?

Beber diariamente  por lo menos un par de litros de agua  para compensar la pérdida de agua por el sudor.

Cuando la actividad física es muy fuerte y se suda mucho, puede ser conveniente, a no ser que se tengan problemas de hipertensión, añadir un poco de sal al agua.

Evitar los ejercicios en las horas de pleno calor.

Vestir ropa ligera y fresca, de ser posible confeccionado con algodón fino, y proteger la cabeza con sombreros o gorras, especialmente en los bebes que no deben colocarse al sol con la cabeza desnuda.

 Si el calor es muy fuerte colocar entre la cabeza y el sombrero un pañuelo húmedo.

Las fibras acrílicas no permiten transpirar  bien y retienen demasiado el calor.

Comer comidas ricas en líquidos: Lo más adecuado es alimentarse a base de vegetales naturales crudos (ensaladas, frutas o verduras)

Dejar de trabajar unos minutos para refrescarse a la , descansando y bebiendo agua para que el cuerpo recupere su temperatura.

Si se sienten síntomas de mareo dejar de trabajar o de hacer ejercicio.

Nunca se deberían realizar deportes o caminatas duras solo. Es conveniente hacerlo, como mínimo, en pareja para que uno de los dos pueda ayudar a otro en caso de necesidad.

Remedios refrescantes

Menta: infusión de una cucharadita de hojas secas de menta por vaso de agua bien fría es muy adecuada para rebajar la temperatura y restaurar los líquidos perdidos.

Regaliz: constituye un buen remedio para bajar la temperatura corporal. Se recomienda decocción al 3 % de raíz seca. Servir bien fría o con hielo.

Arroz : el agua de su cocción,  además de detener la diarrea, ayuda a rehidratar el organismo y .constituye un refrescante ideal para quitar la sed.

Cebada: al igual que el arroz, tienen propiedades antidiarreicas y contribuye a 
elim
inar la sed. Lo mejor es preparar un agua de cebada que se debe toimar bien fría.

Tomate: por su contenido en agua y riqueza en minerales, el jugo es ideal recomendable para el tratamiento de la perdida de líquidos y de sales minerales que ocasiona el calor. Exprimir varios tomates y beber el jugo. Añadir
un poco de sal.

Pimientos picantes: aunque en el primer momento producen una sensación de aumento de calor, neutralizan después  los  centros receptores del calor en el cerebro, disminuyendo  la temperatura corporal.

¿Sabías que…?

Es importante vigilar cuidadosamente a alguien que esté enfermo, especialmente un bebé, un niño o una persona de edad avanzada y en caso de sospechar  un proceso de deshidratación,  buscar asistencia médica antes de que la persona desarrolle un cuadro moderado o severo.

Hay que iniciar el reemplazo de líquidos tan pronto como comience a presentarse el vómito y la diarrea y NO esperar a que aparezcan los signos de deshidratación.

Siempre se debe animar a la persona a consumir líquidos en el transcurso de una enfermedad y no olvidar que las necesidades de líquidos son mayores cuando la persona tiene fiebre, vómitos o diarrea. Los signos más fáciles de vigilar son el gasto urinario (debe haber pañales húmedos o idas al baño frecuentes), saliva en la boca y lágrimas al llorar.

Algunos atletas se deshidratan a propósito para perder peso rápidamente sudando en saunas o utilizando laxantes o diuréticos, pero esas prácticas son más nocivas que buenas porque  se sienten más débiles, lo que repercute desfavorablemente sobre su rendimiento, y además pueden provocar problemas mucho más graves, como anomalías en los niveles de sodio y potasio del organismo. Estos cambios, a su vez, pueden ocasionar problemas en el ritmo cardíaco.

Entre las causas extra digestivas menos comunes se consideran el golpe de calor (insolación),  las metabólicas (diabetes mellitus o insípida) y las pérdidas excesivas de agua y electrólitos  por quemaduras, mucoviscidosis, polipnea, hipertemia, etc.

El hecho de ponerse a dieta también puede mermar considerablemente las reservas de agua de una persona. No te fíes de las dietas que hacen hincapié en "dietas secas" como una forma rápida de perder peso.

Tomar líquidos generalmente es suficiente en casos de una deshidratación leve. Es mejor suministrar con frecuencia pequeñas cantidades de líquido, utilizando una cuchara o una jeringa, en vez de forzar al bebé o al niño a beber una cantidad grande de líquido de una sola vez, ya que esto puede producir más vómito.

Las soluciones de electrolitos o las paletas de helados son especialmente efectivas y están disponibles en las farmacias. Las bebidas para deportistas contienen mucho azúcar y pueden causar o empeorar la diarrea. Igualmente, se debe evitar el uso del agua como primer recurso de reemplazo de líquidos en bebés y niños.

El hecho de no consumir bebidas que contengan cafeína, como el café, el té y los refrescos de cola, puede ayudarte a evitar la deshidratación. La cafeína es diurética y te hace orinar más de lo que necesitas  normalmente.

Si te desmayas o estás a punto de desmayarte cada vez que te incorporas (incluso un par de horas después de la aparición de los primeros síntomas de hidratación) se  debería acudir al médico quien  probablemente sólo recomendará  beber más líquido, pero, en caso de deshidratación aplicará tratamiento por vía  intravenosa para acelerar el proceso de rehidratación.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: