Todo lo que se debe saber de la próstata

Posted on enero 29, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

Esta pequeña glándula que ayuda a producir semen, el líquido que contiene esperma, aumenta lentamente de tamaño y, generalmente después de los 50 años de edad, puede crecer demasiado y causar problemas que van  desde una prostatitis hasta el temido cáncer que, tratado a tiempo, es curable totalmente.

Se ha establecido que la alimentación desempeña un papel  primordial en la prevención y control de las enfermedades prostáticas. En el Oriente los casos son menores, como el Japón o la China  donde el consumo de ciertos vegetales parece prevenir estos males mientras que, por ejemplo, en Estados Unidos la ingesta desmesurada de grasas animales determina una mayor frecuencia de esos males.
             
La próstata se encuentra  localizada delante del recto y debajo de la vejiga. Es del tamaño de una nuez y rodea la uretra. Durante el orgasmo se presentan contracciones musculares que exprimen el líquido de la próstata dentro de la uretra y luego al exterior.

Algunas veces el paciente sienten los síntomas, en otras ocasiones sus médicos detectan los problemas de la próstata durante los exámenes de rutina.

Se debe vencer el temor de que los tratamientos afectan la función sexual.

Enfermedades

Las principales enfermedades que afectan son

-Prostatitis: infamación que puede aparecer momentáneamente y tiende a desaparecer sin dejar secuelas.

-Prostatitis aguda y crónica: aumento que se produce en la mayoría de los hombres a partir de los 50 , entre los que afecta a un 10 %, y que resulta común en un 60 % de varones de ochenta años. Se le  conoce como hipertrofia prostática benigna o adenoma de próstata.

– Cáncer de próstata que es el más común de las neoplasias  entre los hombres a partir de los cincuenta.

Síntomas

– Ganas frecuentes de orinar.

– Dificultad para expulsar la orina.

– Escozor al orinar

– Sensación de quedarse todavía lleno después de orinar.

 – Dolores en los riñones y en el sacro.

– Escalofríos

De presentarse algunos de estos  síntomas se aconseja la visita a un especialista porque  el rápido diagnóstico evita  que empeore o se vuelva crónica y, sobre todo , si es  un cáncer, impide que se disemine a otras partes del cuerpo, especialmente hacia los huesos. ( metástasis).

Causas

Son fundamentalmente infecciones bacterianas, de transmisión sexual o contagio por exploración médica.

En la prostatitis crónica, con síntomas menos   intensos que en la aguda, puede ser consecuencia de una infección mal curada.

En el aumento benigno de la próstata parece intervenir un derivado de la hormona testosterona, llamado dihidrotestosterona, que estimula el crecimiento de las células prostáticas. Este aumento presiona la uretra provocando los desagradables síntomas.

De otro lado, no se saben realmente cuales son las causas que producen el cáncer de próstata, aunque parecen influir factores hereditarios, ambientales y el  tipo de alimentación.

Precauciones

Se debe evitar  el consumo de grasas, o alimentos demasiado ricos en azúcares, la ingestión de bebidas alcohólicas o el consumo de toxinas.

La acumulación durante muchos días de heces en el recto causa la presencia de muchas bacterias que  pueden infectar esta glándula.

La administración de hormonas puede agravar la enfermedad.

Se aconseja el consumo abundante de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales que, por su gran contenido en fibra, ayudan a eliminar las heces y limpiar el intestino, evitando putrefacciones que podrían originar una prostatitis.

Alimentos y vitaminas

El uso de suplementos vitamínicos  en el tratamiento de la hipertrofia o hiperplasia prostática benigna (HPB) y en la prostatitis o inflamación de la próstata puede ayudar a completar el tratamiento.

Hay que tener en cuenta que solamente debe  aplicarse en casos leves y moderados diagnosticados y de acuerdo con el consentimiento del médico.

– Vitamina E: además de propiedades antiinflamatorias posee propiedades antitumorales capaces de inhibir el crecimiento de las células cancerosas, especialmente en el cáncer de mama, de colon y de próstata.

-Zinc: inhibe la producción de dihidrotestosterona cuyos niveles elevados están relacionados con el aumento no canceroso de la próstata.

– Aceite de linaza: rico en ácidos grasos omega-3 que ayudan a prevenir la aparición de la enfermedad. Los bajos niveles de zinc y de ácidos grasos esenciales,  junto con un elevado colesterol, son responsables del aumento de la próstata.

-Serenoa=Sabal: Los extractos de esta planta actúan eficazmente en la prostatitis e hiperplasia prostática benigna. Se realizan estudios para comprobar si es útil en la prevención y tratamiento del cáncer de próstata

Plantas medicinales

Uso Interno

Calabaza: posee  un componente denominado cucurbitacina que influye en la dihidrotestosterona, evitando el aumento de la próstata. Comer semillas de secas o frescas, sin la cáscara.

Jarabe: mezclar las semillas o pepitas de calabaza machacadas sin cáscaras con miel en la misma proporción. Una cucharada en ayunas cada mañana.

Borraja: decocción de un puñado de hojas en un litro de agua durante 10 minutos. Beber un par de tazas al día.

Ortiga: la infusión de hojas de ortiga seca es un diurético muy importante, los esteroides del extracto de la raíz actúan directamente sobre la hipertrofia prostática benigna al aumentar la cantidad de micción diaria, relajar la vejiga urinaria e inhibir el crecimiento de esta glándula.  La dosis se estima en unos 240 mg diarios repartidos en dos tomas diarias.

Uña de gato: un par de tazas diarias de la decocción durante 10 minutos de una cucharadita de planta seca por taza de agua.

Castaña: por su riqueza en zinc, que es un componente antiprostático muy importante,  evita el agrandamiento incontrolado. Comerlas crudas.

Zanahoria: constituye una fuente de betacarotenos, con propiedades desintoxicantes y anticancerígenas. Comer abundante cantidad de zanahoria cruda.

¿Sabías que…?              

La razón por la cual las culturas del Japón o de la China presentan menos porcentaje de prostatitis  radica en su alto consumo de soja. La ingesta diaria de un plato de sopa reducía a 1/3 la posibilidad de desarrollar cánceres de estómago, mama, próstata, útero y  colon.

Esta propiedad se debe a la existencia de
isoflavonas y lignanos, que presentan la facultad de disminuir las hormonas masculinas que son directamente responsables de la hiperplasia prostática benigna o aumento no canceroso de la próstata y de inhibir el crecimiento de las células neoplásicas.

Se ha comprobado que la alfalfa y sus brotes de alfalfa son muy importantes en el control de las enfermedades de la próstata es la alfalfa. Sus propiedades se debe a la presencia de dos isoflavonas,  daidzeína y genisteína, que impiden la formación de tumores cancerosos en este órgano.

Otras plantas benéficas son todas las variedades de coles y nabos, ricos en vitamina C; tomates, pescado azul que tienen alto porcentaje de Omega 3 ( caballa, sardinas, atún, salmón, etc).

Asimismo alimentos ricos en zinc: apio, espárragos, borrajas,  higos, papas, maní, berenjenas, girasol, cebollas, frijoles, lentejas, melocotones,almendras, rábanos, peras, papayas, los cereales integrales, etc.

Las personas que no desean hacer un régimen exclusivamente vegetariano pueden optar por el consumo de marisco ( especialmente ostras) , hígado o huevos que son alimentos de origen animal muy ricos en cinc.
             
El colesterol empeora la enfermedad, por lo que una dieta adecuada ayudará a mejorarla.

Se cree que el consumo de alcohol puede aumentar la probabilidad de sufrir cáncer de próstata.

El uso de estimulantes artificiales o naturales, como el café, el chocolate o cacao y las bebidas con cola, no resulta adecuado para los enfermos de próstata.

Masajear la próstata ayuda algunas veces a evacuar los líquidos, y también pueden traer alivio los baños tibios. Frecuentemente la prostatitis crónica se cura sola.

Los Alfa-bloqueadores (algunos nombres genéricos son doxasozin, terazosin) son medicinas que pueden relajar los músculos cercanos de la próstata y disminuir los síntomas. Algunos de los efectos secundarios de estas medicinas son dolores de cabeza, mareos fuertes o leves, o cansancio.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: