úlcera duodenal: puede afectar desde la edad escolar (III)

Posted on febrero 24, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

En la mayoría de los casos, la enfermedad se inicia en la edad escolar , entre los 11 y  12 años presentando cuadros agudos que pueden causar perforaciones letales. El estrés y los malos hábitos alimentarios son las principales causas aunque no se descarta orígenes bacteriológicos así como el consumo de alcohol y tabaco.

En menos del 15 % de los casos, se inicia antes de los 6 años de edad, por lo que no se debe descartar el peligro latente con los niños,  aparece con más frecuencia en los hombres , incluso con una proporción mayor que en la úlcera de estómago.

Afecta fundamentalmente entre los 20 y 40 años de edad mientras que las gástricas tienen un registro promedio sobre los 50 años. Ambas enfermedades son de  carácter crónico, es decir aparecen y desaparecen en diferentes periodos. Afecta mayormente a los hombres.

Causas

Existen numerosos factores involucrados, aunque se desconoce con exactitud el rol que juega cada uno de ellos. Entre los  más relevantes se relacionan al ácido clorhídrico, pepsina, barrera mucosa gástrica, bicarbonato, prostaglandinas, herencia, fármacos, infección y factores psicológicos.

Se estima que se desencadena el mal por un  desbalance entre los mecanismos defensivos de la mucosa (barrera mucosa, bicarbonato, prostaglandinas), y factores agresivos endógenos(ácido clorhídrico, pepsina) y exógenos (fármacos, colonización de la mucosa por Helicobacter pylori.

Síntomas

En una gran mayoría se registra  acidez, malas digestiones, perdida de peso, dolor desde un par de horas después de comer que suele prolongarse hasta las 4 horas, lo  que diferencia de las gástricas  que se manifiestan inmediatamente después de las comidas.

También se produce dolor nocturno que lleva a muchos pacientes a despertarse en la madrugada, vómitos y .hemorragias digestivas, aunque en algunos casos no se producen síntomas.

Causas más comunes

La mayoría de las úlceras duodenales se producen a causa de la bacteria

Helicobacter pyilori que ataca all aparato digestivo. Este tipo de infección es más frecuente que en la gástrica ( 95 % frente a 70 %, respectivamente)

Alimentación inadecuada al ingerir comidas demasiado pesadas o con muchas salsas y grasas.

El exceso de acidez es causante de algunas de estas úlceras.

Consumo habitual de alcohol o tabaco.

Evitar  ciertos fármacos, especialmente los antiinflamatorios no esteroideos ( AINE) que se usan como analgésicos ,  entre ellos el ácido acetil salicílico – aspirina – , así como la cortisona o el ibuprofeno.

Estrés.

Herencia: Las personas que pertenecen al grupo 0 pueden tener más facilidad para padecer úlcera duodenal.

Las úlceras de duodeno muy raramente suelen ser cancerosas.

Cuadro clínico

El dolor abdominal se presenta en el 90% de los casos. Se ubica por lo general en el epigastrio y suele ser intenso; generalmente se alivia parcialmente con las comidas y a menudo despierta al enfermo en la noche. En el escolar mayor y en el adolescente puede adquirir las características del dolor ulceroso típico: tipo urente, con ritmo horario y periodicidad.

Los vómitos generalmente  van precedidos por dolor abdominal. Son más frecuentes en los menores de 6 años.

La hemorragia digestiva ocurre en 25-30% de los pacientes. Es habitualmente intensa y provoca una anemia aguda. La hemorragia oculta es poco frecuente.

Ocasionalmente la primera manifestación es una obstrucción píloro-duodenal o una perforación. Esta última complicación es más frecuente en los menores de 6 años.

Fitoterapia

Al igual que en el caso de las úlceras gástricas, el tratamiento consiste en utilizar plantas que ayudan a mejorar la  terapia prescrita por el médico, como las antiácidas ,  antiinflamatorias , antisépticas y  antiespasmódicas. (Ver cuadro del anterior capítulo, con las excepciones del caso)

Se recomienda sustituir las comidas muy grasientas por otras de alimentos naturales más ricas en fibra, que disminuyen la presencia de ácidos en el estómago y ejercen una función reparadora de la mucosa gástrica.

No se debe abusar de la leche puesto que, aunque inicialmente parece calmar el dolor, posteriormente aumenta la acidez.

No comer alimentos vegetales pesados o feculentos, como la col o las patatas. Sustituir estos por verduras u hortalizas que resultan más ligeras.

Evitar las comidas excesivas o muy distanciadas. Se debe adoptar frecuencias mas cortas  para evitar que el estómago se encuentre demasiado lleno o demasiado vacío por mucho tiempo lo que aumenta la acidez. Unas 5 o 6 comidas al día no demasiado abundantes sería lo ideal.

Comer con tranquilidad, masticando bien los alimentos

Es  conveniente evitar aquellos alimentos que producen signos de irritación como el chocolate, bebidas con gas, bebidas muy calientes o muy frías, comidas picantes, salazones, fritos, etc.

Manzanas

Por su contenido en pectinas, así como la influencia de la glicina, que es un antiácido natural , la manzana es adecuada en casos de acidez estomacal. Basta comer unos trozos para sentir  un gran alivio, por lo que su  consumo continuado es un buen sustituto de otros antiácidos químicos.

Piñas

Posee un alto contenido en glutamina y bromelina que convierte a esta fruta en sumamente benéfica  beneficiosa para las úlceras.

Salvado

Comer habitualmente salvado de trigo neutraliza la producción de ácidos gástricos y ayuda a la cicatrización de las úlceras.

Plátanos

Protegen las mucosas digestivas y previenen las úlceras o ayudan a su curación. Comerlos  fritos ,  hervidos  o en concentrados de polvo.

¿ Sabías que…?

Se recomienda la vitamina E en dosis de 400 a 800 IU diarias porque  protege las membranas celulares de la oxidación mediante la protección de sus ácidos grasos. Su ausencia  parece ser que produce cambios degenerativos en las células de algunos tejidos. Se encuentra entre las verduras y hortalizas de color verde.

La ingestión de alimentos naturales ricos en vitamina A favorece la protección de las mucosas gástricas. Se encuentra en muchos vegetales de color naranja, rojizo o amarillo, especialmente la zanahoria, verdolaga, las espinacas , poro, borraja, albahaca,  calabaza, tomate, coriandro espárragos y el diente de león.

El niño afectado debe permanecer en la casa durante el período de dolor y evitando temporalmente los ejercicios físicos (deportes y gimnasia), hasta que se produzca la cicatrización de la úlcera.

En la dieta se debe suprimir los condimentos, irritantes, bebidas ácidas, te, café, alcohol y jugos cítricos.

Este tipo de úlceras  son lesiones de las mucosas que recubren el duodeno, que es la primera parte del intestino delgado

La endoscopia permite la visión directa de la úlcera y un  mejor diagnóstico. Se  toman biopsias para descart
ar la presencia de Helicobacter pylori.

 

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: