La gripe: desde un malestar hasta epidemia mortal

Posted on marzo 30, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

Es una enfermedad  que puede aparece r como un simple catarro, con fiebre alta e incluso despertar como un volcán que pone en alerta roja al sistema mundial de salud debido a sus virus mutantes que solo  controlados por vacunas especificas ante cada epidemia.

Generalmente sus síntomas son  tos fuerte, fiebre, acaloramiento y sed, pérdida de apetito, fatiga espontánea y dolor generalizado en la espalda y piernas, enfermedad que debe ser tratada adecuadamente para evitar complicaciones que pueden tener severas consecuencias.

La aparición de virus mutantes de la gripe provoca pandemias  debido a que nuestros organismos se encuentran indefensos por lo que los investigadores están alertas en los cinco continentes para inttervenir al menor brote y hallar las vacunas específicas.

Entre 1918 y 1919 una de estas epidemias  destruyó en unos meses más vidas humanas que la Primera Guerra Mundial en cuatro años. A esta enfermedad se le denominó influenza  por creerse que era debido a la influencia de las estrellas y en 1890 se creía que producida por una bacteria, por lo que todavía se le denolmina haemophilus influenza.

Los virus mutantes

La gripe es producida por virus que tienen la facilidad de mutar o cambiar cada pocos años produciendo especies  que ocasionan trastornos específicos en el hombre y que hace sumamente difícil, predecirlas.

El organismo al ser atacado desarrolla anticurepos para rechazar una nueva visita del virus pero las mutaciones los dejan inservibles al no poder reconocer al enemigo.

Actualmente los expertos clínicos de todo el mundo vigilan el progreso de la gripe y sus cambios por cuanto hasta una epidemia benigna en su aspectos fisiológicos puede costar  muchos millones de dólares en términos de horas de trabajo perdidas para la producción.

Esta enfermedad infecciosa respiratoria aguda y contagiosa es causada por virus ARN de la familia Orthomyxoviridae, género Influenza virus: los virus gripales A, B y C (tipos).

La infección por los virus de la gripe puede provocar manifestaciones clínicas variables, que van desde algunas muy leves, hasta otras que pueden poner en peligro la vida del afectado. Una de las complicaciones más graves es la neumonía.

.Existen vacunas para cada temporada que se distribuyen principalmente entre poblaciones de riesgo. Cada año la Organización Mundial de la Salud, OMS predice qué cepas son las que con mayor probabilidad afectarán a la población el próximo año, permitiendo a las compañías farmacéuticas desarrollar las vacunas correspondientes.

Lamentablemente no siempre aciertan y las pandemias pueden adelantarse a su vacuna.

Tipos de virus
:
Tipo A: Es el que causa más porcentaje de contagios y el que presenta más gravedad.

Tipo B: Se sitúa en una zona geográfica determinada. No presenta tanta seriedad como el anterior.

Tipo C: Es el menos severo, con síntomas parecidos al catarro.

Es diferente al resfriado

Aparte de que el resfriado se puede producir a lo largo de todo el año,
la gripe suele ocurrir durante el invierno y se  diferencia del resfriado fundamentalmente porque el individuo afectado posee fiebres repentinas mucho más altas que llegan fácilmente a los 39, 5 ºC aunque puede alcanzar los 41 ºC .

Además se  presenta una sensación de pesadez y dolor en todo el cuerpo, sobre todo en las articulaciones. La cabeza suele doler más fuerte que en el
resfriado. Los enfermos suelen presentar tos seca.

Una persona puede tener varios resfriados al año. Sin embargo la gripe solo se tiene una vez cada año como máximo.

La gripe se presenta generalmente con síntomas como fiebre, astenia, anorexia, mialgias, cefalea, somnolencia, malestar general, tos seca, ronquera, dolor de garganta -síntomas de laringitis- y, en ocasiones, con signos de trastornos gastrointestinales, como dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea o deposiciones blandas.

Recomendaciones

La mejor manera de evitar una gripe sería evitar todo contacto cercano con los enfermos. Si esto no es práctico: lavarse meticulosa y regularmente las manos y evitar tocarse la cara.

 Se debe tener en cuenta que los jabones antibacterianos no tienen mayor efecto que los normales (pues es un virus). Se recomiendan gel de manos con alcohol como método efectivo para reducir los virus infecciosos de las manos. Sin embargo, al igual que al lavarse las manos, los gel con alcohol no proporcionan ninguna protección residual contra otra infección.

 En general, estas medidas no son eficaces ya que evitar el contacto con personas enfermas o que están incubando la enfermedad es muy difícil y el virus tiene una contagiosidad muy elevada además de que no está recomendado el aislamiento de los pacientes que padecen gripe.

La medida más eficaz para evitar la infección es la aplicación de la vacuna antigripal (que es protectora entre un 70-90% de los casos) y debe administrarse siguiendo las recomendaciones de los calendarios de vacunación de cada país y zona geográfica, sobre todo en pacientes de riesgo por presentar algunas enfermedades y en personas mayores.

¿Sabías que…?

En algunos países como Japón las personas infectadas se colocan máscaras de cirujano como cortesía hacia los demás. Aunque estas mascarillas son eficientes por tan solo unos minutos. Su eficacia se pierde luego de que la infección viral la traspasa al humedecerse ya sea por las secreciones o por el vapor de agua producto de la respiración del enfermo.

 En otras regiones del mundo hay personas que al toser o estornudar se cubren la boca y nariz con su jersey, camiseta, bufanda o pañuelo, etc. para captar las micropartículas emitidas.

 El virus causante de la gripe, llamada también bronquitis febril, experimenta grandes mutaciones cada diez o quince años, de modo que la inmunidad a la enfermedad es siempre transitoria. Tiene un período de incubación que va de unas pocas horas a un par de días y evoluciona en el curso de unas semanas.

 La agresión vírica que soporta el sistema inmunitario provoca una sensible disminución de las defensas del organismo. Este estado de debilidad es aprovechado por microbios de tipo neumococo, estreptococo o enterococo, cuya invasión cursa un estado infeccioso que se manifiesta como complicación agravando o alargando la enfermedad gripal.

Entre las complicaciones más habituales figuran la bronquitis, la pulmonía, la sinusitis, la otitits media y la pleuresía purulenta. La gripe es una enfermedad que se manifiesta sobre todo en invierno. En otras épocas del año, cuando se producen cambios bruscos de temperatura, suele aparecer una gripe benigna aunque igualmente contagiosa.

Un ambiente cálido y húmedo alivian los síntomas en cierta manera. Se ha demostrado que el uso precoz de los medicamentos, dentro de las primeras 48 h de iniciados los síntomas, reduce el tiempo de evolución de la enfermedad.

Los antibióticos son ineficaces contra la gripe y cualq
uier otra infección viral. Son útiles para tratar cualquier infección bacteriana secundaria, pero el tratamiento con antibióticos antes de que se desarrollen estas coinfecciones es contraproducente, ya que puede generar una resistencia al medicamento.

Los chullos son ideales porque protegen el cuero cabelludo y las orejas. Es imprescindible para nuestros hermanos de las zonas altoandinas.

 

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: