Demonios interiores en la esquizofrenia (II)

Posted on abril 4, 2009. Filed under: Salud, Dinero y Amor |

De no implementarse un tratamiento adecuado, esta afección provoca una distorsión del pensamiento y la sensación de estar controlados por fuerzas extrañas, ideas delirantes que pueden ser extravagantes, con alteración de la percepción, afecto anormal sin relación con la situación, y aislamiento.

Es innegable que tiene cierto estigma social y que la gente suele tener miedo al saber que la otra persona es esquizofrénica, generalmente al temer que puede ser violenta o tener un brote agudo de violencia, lo cual es bastante raro y si se sigue bien el tratamiento farmacológico y terapéutico, más aún.

El deterioro de la función mental puede alcanzar  un grado tal que interfiere marcadamente con su capacidad para afrontar algunas de las demandas ordinarias de la vida o mantener un adecuado contacto con la realidad.

Acosado por sus traumas y demonios interiores, el psicótico sufre una disociación entre la realidad y su mundo, ya que existe una negación de la realidad . No es consciente de su enfermedad.

La actividad cognitiva no es normal, hay incoherencias, desconexiones y existe una gran repercusión en el lenguaje, pues no piensa ni razona de forma normal.

Tipos de esquizofrenia

Es necesario señalar el carácter individual que tiene este trastorno, sin embargo los diversos tipos de patología se pueden simplifica aunque temiendo en cuenta la existencia de cuadros mixtos que requieren de un mayor estudio.

Además, el cuadro de la enfermedad varía muchas veces en el curso de la enfermedad, por lo que su evaluación requiere necesariamente de un especialista en la materia.

Paranoide

Este tipo de esquizofrenia es la más frecuente y se caracteriza por el predominio de ideas delirantes y alucinaciones, sobre todo auditivas, que  a veces constituyen una unidad.

Se inicia entre los 20 y 30 años de edad y, pese a la aparatosidad del cuadro, es  la que mejor evoluciona con tratamiento.

Catatónica

En este caso predomina el trastorno del movimiento o movimientos motores,en lo que los expertos denominan  "estupor catatónico". A pesar de tener la conciencia despierta, el enfermo no reacciona a los intentos de entrar en contacto con él. Su rostro permanece inmóvil e inexpresivo, no se percibe ningún movimiento interior e incluso fuertes estímulos de dolor pueden no provocar reacción alguna.

 En los casos más graves pueden llegar a no hablar, ni comer, ni beber durante periodos lo suficientemente largos como para que peligre su vida. Sin embargo en el interior del enfermo puede haber verdaderas tormentas de sentimientos, que a menudo solo se manifiestan en una aceleración del pulso, repetición constantes del mismo movimiento (automatismos) y muecas.

 Los cuadros de extrema gravedad, en los que el enfermo por ejemplo se mantiene sobre una pierna durante unas semanas, solo se observa muy raras veces gracias a las posibilidades actuales del tratamiento. Sólo ocurren cuando nadie se ocupa del enfermo o cuando el tratamiento no es eficaz.

Hebefrénica

Es una esquizofrenia desorganizada donde  predomina un afecto absurdo, no apropiado. Por ejemplo se suelen reír cuando se les da una mala noticia, las conductas suelen ser infantiles, el estado de humor es absurdo, existe desinhibición en los sentimientos.

Suelen tener comportamientos extraños, como reír sin motivo aparente y realizar muecas. A menudo muestran falta de interés y de participación. Hay casos en los que se manifiestan alucinaciones y delirios, aunque esto no es una condición ecuánime en este tipo de esquizofrenia la mayoría de los casos los brotes no son claramente delimitables.

Suele comenzar en edades tempranas como es la pubertad, por eso reciben el nombre de esquizofrenias juveniles e incluso hay casos en los que la enfermedad viene de la infancia(psicosis infantil).

Los desarrollos hebefrénicos lentos y desapercibidos por presentar pocos síntomas se califican como esquizofrenia simple. Por la ausencia de síntomas es difícil de reconocerla, (los indicios suelen ser el descuido personal, conductas solitarias…).

El pronóstico suele ser desfavorable debido a la personalidad inmadura del enfermo.

Indiferenciada

Es un tipo de esquizofrenia en la cual no predomina un síntoma concreto para el diagnóstico, es como la mezcla de las otras anteriores.

Duración

.
Cuando los síntomas se presentan por primera vez en la vida de una persona y desaparecen por completo después de poco tiempo, se habla e un episodio esquizofrénico o psicótico. Generalmenteno quedan síntomas negativos.

Se puede hablar de una esquizofrenia cuando ya en la primera ocasión que se presenta las manifestaciones de la enfermedad se mantienen durante un tiempo más o menos largo, cuando los síntomas vuelven a aparecer al cabo de algún tiempo y cuando la enfermedad desemboca en sintomatología negativa. se pueden distinguir tres fases:

1ª  Fase prodrómica: produce antes del desencadenamiento de la enfermedad. Se puede constatar que en algunas personas que sufren la enfermedad ya habían sido diferentes en la niñez y en la juventud, solitarios, callados, rendimiento bajo. Pero no necesariamente tiene que ser así.

Existen  una serie de síntomas que nos pueden ayudar en algunos casos ha detectarlas: tensión y nerviosismo, pérdida del apetito o desorganización en las comidas, dificultad para concentrarse, dificultad en dormir, disfruta menos de las cosas.

 Asimismo  no recuerda con precisión, depresión y tristeza, preocupado con una o dos cosas, ve menos a sus amistades, piensa que se ríen o hablan mal de él, pérdida de interés en las cosas, se siente mal sin motivo claro, se siente muy agitado o emocionado, se siente inútil, otros cambios…

2º Fase activa: son los llamados brotes o crisis, los síntomas que se producen son los positivos, alucinaciones, delirios, trastornos del pensamiento,  en la cual la familia se alarma y suele pedir ayuda médica. Pueden surgir  repentinamente y desarrollar el cuadro completo en unos días.

En otros casos es lenta y  de forma desapercibida. La duración de los brotes varía según la persona y puede extenderse desde unas semanas hasta un año.

3ª Fase residual: no la sufren todos los enfermos, en esta fase los síntomas negativos llegan a su culmen y el deterioro personal, social y laboral es grave.

Teoría de los tres tercios: 1/3 se recupera, 1/3 sigue teniendo ciertas limitaciones después de un brote. , 1/3 curso grave de la enfermedad y no pueden vivir de forma autónoma.

¿Sabías que…?

En algunas familias las esquizofrenias son frecuentes, mientras que en otras no, por lo que existe predisposición a sufrir la enfermedad pero sin que sea necesariamente  una condición ecuánime para desarrollarla.

Como desencadenante de la enfermedad debe sumarse una carga emocional especial (estrés). Los síntomas patológicos de la esquizofrenia deben entenderse como un intento de escapar de alguna manera a esta carga excesiva. 

Las cargas pueden ser acontecimientos de la vida estresantes, normalmente imprevisibles, como la muerte de una persona próxima, el servicio militar, la pérdida de un puesto de trabajo… también un acontecimiento feliz, como el nacimiento de un niño, una boda, es decir situaciones que supongan un cambio en la vida.

Hay casos en que la persona que sufre de esquizofrenia es por sí, más retraída, debido a ello provocan que los demás quieran ayudarle.

El tratamiento de la esquizofrenia se basa fundamentalmente en fármacos llamados antipsicóticos, los cuales controlan los síntomas activos, pero es necesario y a la vez complementario que el enfermo reciba un tratamiento psicosocial.

Si bien es cierto que lo fundamental es que la persona deje de alucinar, de delirar, también lo es que recupere sus hábitos de vida, que se mantenga  todo el día ocupado, que tenga su grupo de amigos, es decir, la integración en la sociedad, la normalización.

La esquizofrenia va acompañada de una alteración del metabolismo cerebral, se trata de un funcionamiento excesivo de la dopamina. Los antipsicóticos bloquean el efecto excesivo de la dopamina y restablecen el equilibrio en el metabolismo cerebral.

Padecer un trastorno psicótico no puede ser el obstáculo que impida el desarrollo de roles sociales valiosos, como el trabajo o al menos una ocupación, vivienda, relaciones interpesonales y afectivas, consideración social y utilización de recursos comunitarios. La rehabilitación se entiende hoy como la proporción de la ayuda que requiere la persona para el desempeño psicosocial.

Es necesario el desenvolvimiento del paciente en su ambiente comunitario: realizar tramites de la vida diaria, favorecer su orientación a la realidad social, cultural, deportiva, política, enseñar recursos para buscar empleo.

Se debe estimular físicamente al usuario mediante técnicas deportivas al mismo tiempo que se trabajan técnicas de coordinación, trabajo en grupo, aseo e higiene.

El comienzo de la enfermedad puede ser agudo, es decir, puede comenzar de un momento para otro con una crisis delirante, un estado maníaco, un cuadro depresivo con contenidos psicóticos o un estado confuso onírico. También puede surgir de manera insidiosa o progresiva, muchas veces se escuchan voces o imágenes.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: